Una fiesta clandestina en la ciudad de Victoria terminó con un adolescente baleado y efectivos policiales lesionados. Ocurrió este domingo a las 2.35 en una vivienda de calle Mitre, entre Yapeyú y Garay.

La Policía llegó al lugar a raíz de un llamado que advertía sobre una reunión clandestina en una casa. Al llegar al lugar se encontraron con aproximadamente 60 personas que, al notar la presencia policial, comenzaron a agredir con piedras, palos y botellas a los uniformados, quienes se tuvieron que resguardar debajo de un árbol.

Ante esta situación, según informó la Policía, uno de los uniformados realizó un disparo al aire con una posta de goma para disuadir la multitud que lo superaba numéricamente, además de pedir la colaboración a los móviles policiales.

Sin embargo, lejos de cambiar de actitud, un adolescente de 16 años le tomó la escopeta al suboficial, con intenciones de quitársela y, en el momento del forcejeo, se efectuó un disparo que produjo una herida en el muslo izquierdo del menor, de carácter leve.

También hubo funcionarios que resultaron heridos. Uno de ellos presentó traumatismo de axila izquierda, antebrazo y muñeca derecha. En tanto, su compañero resultó lesionado en su brazo izquierdo con politraumatismos varios, debiendo ser asistidos todo ellos en el hospital local.

En el lugar trabajó el personal de la División Criminalística, quienes realizaron las pericias de rigor. Se puso en conocimiento sobre todo lo sucedido al Fiscal en turno.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Qué obras considerás que el Estado debe dar mayor prioridad?

Calles y rutas
Viviendas
Agua y saneamiento
Gas natural
Otras
ver resultados