Ajun, un muchacho chino de 21 años de la ciudad de Lufeng, en el sur de China, nació con nueve dedos en el pie izquierdo. Sus padres no lo quisieron someter a una operación para corregir la deformidad y pasó casi toda su niñez con poco roce social. Ahora, ya adulto, se sometió a una cirugía que le cambió la vida.

El tímido joven incluso nunca pudo usar sandalias y se siempre se sintió "inútil e imperfecto".Ahora, se le dio una nueva oportunidad de vida después de que los médicos lo operaron para deshacerse de los cuatro dedos extra que lo habían agobiado durante dos décadas.

Al describir sus duros días de escuela, Ajun dijo: "Dejé de usar sandalias desde mi tercer año de escuela primaria". Y agregó: "Nunca he tenido novia porque soy imperfecto. Nunca pensé que encontraría a alguien que quiera estar conmigo".

Los padres supersticiosos de Ajun no querían que le quitaran los dedos del pie porque un adivino les dijo que eran un buen augurio. Ajun sufrió durante tanto tiempo con la condición debido a la terca creencia de sus padres de que era un "regalo del cielo".

El muchacho dijo: "Eran supersticiosos. Pensaron que si realmente se veía tan mal, podría cubrirlo con mis zapatos".

Sin embargo, al convertirse en un adulto, decidió deshacerse de la deformidad y buscó ayuda médica. Las fotografías y las radiografías de su preoperatorio del pie mostraron a los médicos la gravedad de la deformidad.

Dígitos más pequeños brotaron entre sus dedos normales en lugares extraños. Y también carecía del dedo gordo del pie, y en su lugar aparecieron dos dedos más pequeños en forma de "v".

Según publicó Clarin, el doctor Wu Xiang, del Hospital Quirúrgico Shunde Heping, en Foshan, dijo: "Es muy raro ver una deformidad tan grave que no haya sido tratada en un paciente de 21 años". Su equipo pasó nueve horas operando a Ajun, forjando un nuevo dedo gordo del pie y cortando los extras.

"Otros hospitales habrían eliminado sus dedos extra externos. Esa habría sido la solución más fácil, pero no se vería mejor. Su dedo del pie más natural está en el exterior, por lo que decidimos migrarlo hacia adentro a su posición más ideal, reemplazando su quinto dígito y creando un nuevo dedo gordo'', indicó el médico.

Ajun se está recuperando en el hospital y será dado de alta en las próximas semanas. "Ahora me siento genial. Estoy muy agradecido al doctor Wu Xiang. Creo que mi pie es perfecto. Me mostró fotos de mi pie después de la cirugía, y estoy muy feliz", expresó.

"Para los niños nacidos con deformidades, es mejor que sean examinados tres meses después del nacimiento. La cirugía puede hacerse al año de edad, pero no más allá de los seis años. Básicamente, cualquier momento antes de que comiencen la escuela está bien. Esto es mejor para el bienestar psicológico del niño, pero las operaciones anteriores también conducen a mejores resultados de recuperación", añadió el doctor.

El joven padecía polidactilia, nombre científico de tener dedos adicionales en manos y pies. Afecta a uno de cada 700 a 1.000 personas en todo el mundo, se crean durante la sexta o séptima semana de embarazo, donde el feto divide los dedos de manos y pies, publicó Rosario 3.

Comentá y expresate