martes 29 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Tendencia

Consigue 1,5 millones de seguidores en TikTok gracias a su afición de taladrar hielo

Una finlandesa se hizo de 1,5 millones de seguidores en TikTok gracias a su afición de taladrar hielo y bañarse en lagos congelados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una asesora fiscal del municipio finlandés de Muonio, situado al norte del país, en el círculo polar ártico, se ha convertido en estrella de TikTok gracias a su pasatiempo de nadar en aguas gélidas.

Según explicó Elina Makinen, de 28 años, en conversación con Business Insider, comparte esa afición con su familia desde que tenía 5 años e incluso explica que se trata de una práctica sumamente popular en toda Finlandia.

Desde hace 10 años la joven se sumerge en agua gélida dos veces al día y asegura que esa rutina cotidiana la mantiene llena de energía y libre de estrés.

En algunas ocasiones Makinen rompe la superficie congelada de un lago con la ayuda de un hacha o un taladro, para luego lanzarse al agua. Por lo general permanece con el cuerpo sumergido entre 30 segundos y 6 minutos, aunque incluso llegó a hacerlo durante 12 minutos.

Desde finales del 2019 comenzó a compartir en la red videos de su pasatiempo y sus publicaciones suelen tener entre cientos de miles o varios millones de reproducciones. Su perfil de TikTok supera los 1,4 millones de seguidores y su video más popular ya alcanzó 76,5 millones de visualizaciones.

"Lo hago más corto cuando hace demasiado frío, incluso para mí. Cuando las temperaturas descienden por debajo de los -25 ºC debo tener cuidado de no sufrir lesiones por congelamiento", cuenta la intrépida nadadora, quien sostiene que ese hábito la mantiene en un excelente estado de salud.

"Durante los inviernos jamás me enfermo. Solamente me agarra la gripe luego de la temporada invernal, cuando hago una pausa de dos semanas en la natación de hielo", asegura.

Aunque advierte que no se trata de una afición apta para cualquier persona: nadar en agua congelada puede ser peligroso e incluso, en los casos más severos, puede provocar un paro cardiaco.

"Definitivamente tienes que conocerte a ti mismo y a tu cuerpo. Para mí, está bien temblar un poco. A otras personas les gusta transpirar cuando se ejercitan. A mí me gustan los escalofríos", sostiene.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar