El Club Atlético Talleres sigue adelante con la mejora de sus instalaciones y como parte de la última etapa de la obra de accesibilidad y desagües en sede social de calle Irigoyen, los empleados de mantenimiento de la institución están completando la colocación de una cubierta en el acceso al estadio.

La misma, realizada de manera completa por el personal del CAT, da una protección a la puerta de ingreso a las canchas de básquet y agrega un resguardo más contra las precipitaciones severas.

Asimismo se finalizó la construcción de la rampa de ingreso al mismo sector y la baranda de protección en los laterales, con el objetivo de mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad motriz o movilidad reducida, mujeres embarazadas, padres con niños pequeños en brazos o coches y adultos mayores.

Anteriormente se había llevado adelante la renovación de la vereda de ingreso al club, en un trabajo que contó con la nivelación de la misma y la adaptación de accesos para personas con discapacidad, bajo el propósito de optimizar el ingreso de los socios e invitados al club.

Cabe recordar que este plan de obras se puso en marcha meses atrás con la colocación de la cañería principal para perfeccionar el desagüe pluvial. El caño, que atraviesa todo el gimnasio y desagua sobre calle Feliciano, recolecta el agua que se acumula en la puerta del gimnasio en la época de grandes lluvias. Ese caudal proviene del ingreso, de la cancha de hockey sobre patines y del sector de piletas.

Por otra parte, los empleados del CAT siguen adelante con los trabajos de pintura en el Campo de Deportes de Toribio Ortíz, donde ya fueron restaurados diferentes sectores como los laterales exteriores de las canchas de paddle, los bancos de espera y lonas y techos del mismo espacio. Además se pintó el alambrado perimetral del diamante de Softbol.

talleres 2 obras.jpg
talleres 3 obras.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate