"Es una decisión del gobernador, impulsada por la ministra de Gobierno, Rosario Romero. El objetivo es el de ordenar los desarrollos inmobiliarios, más en las juntas de gobierno y zonas grises, donde hay problemas con el abastecimiento de servicios y demandas de estos desarrollos" explicó Díaz Chavez en contacto con el Nueve.

El funcionario explicó que los principales reclamos llegan de parte de las pequeñas localidades, donde se emprenden grandes loteos sin los servicios básicos: "Sobre todo en las zonas cercanas a los grandes centros de población, donde hubo un crecimiento desmesurado de lotes y habitantes. Tenemos que regular y garantizar servicios esenciales por parte de los desarrolladores. No estamos en su contra, pero queremos que estén las obras de infraestructura".

En cuanto a los trabajos específicos que consideran necesarios antes de aprobar un loteo, Díaz Chavez mencionó cordón cuneta, luminarias y agua potable. "Que lo básico esté y no haya que transferirlo al Estado a ese gasto"

Asimismo los trámites ya presentados "podrán ser evaluados y no se detendrán" explicó el titular de Juntas de Gobierno. Y finalizó: "Lo que no tenemos es la aprobación definitiva para que se les exija algunas cosas más".

Comentá y expresate