Con la suspensión de la Resolución General (RG) Nº 4309 por la publicación de la RG Nº4600 el fisco nacional intenta traer un beneficio a los pequeños contribuyentes adheridos al Monotributo a partir de la suspensión de las exclusiones de los mismos hasta fines de febrero del año que viene.

Gracias a esta normativa, desde el gobierno nacional sostienen que pretende amortiguar el resultado económico y financiero que soportan los contribuyentes, no solo por la situación actual de la economía argentina, sino también por las excesivas y costosas cargas tributarias.

El propio fisco nacional ha comunicado que esta RG beneficiaria a alrededor de 5000 contribuyentes por cada uno de los meses en que se encuentra vigente, pero además aclararon que este beneficio no está vigente para los Monotributistas que estén atravesando algún proceso de verificación en particular. En este sentido, debemos recordar que desde hace tiempo el propio fisco viene intentando eliminar la existencia del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo), pero hasta el momento no ha podido diseñar ningún esquema que sea intermedio entre este y lo que es el Régimen General de impuestos.

¿Qué quiere decir que se “Suspenden” las exclusiones?

La suspensión de la exclusión implica que la sanción por el incumplimiento de alguno de los parámetros establecidos por la propia ley del monotributo se diferirá en el tiempo y se hará efectiva recién después de fines de febrero del año 2020.

Hay que tener muy presente que las causales de exclusión siguen en vigencia, no es que se eliminan o quedan en stand by y no se aplican. Lo que se difiere es la sanción. Ojo con esto.

Pensar en eliminar las causales de exclusión solo podría llevarse adelante a través del dictado de una ley, porque recordemos que el monotributo es un régimen tributario establecido en virtud de una ley y por lo tanto solo puede modificarse y/o eliminarse con el dictado de otra ley por parte del Congreso.

¿Es beneficioso? ¿Qué consecuencias trae aparejada la decisión?

Haciendo un análisis un poco más profundo, no solo desde “el beneficio” que se destacó desde AFIP, en realidad esta decisión recién va a traer consecuencias luego del vencimiento de estos 5 meses de vigencia de la RG. En realidad, lo que se está haciendo es patear el problema para adelante, cuando probablemente las autoridades que tengan que llevar a cabo las exclusiones que no se hacen ahora sean otras.

Pero esto no es lo más preocupante. Para el contribuyente, lo más grave es que en vez de beneficiar realmente al contribuyente lo que hace esta RG es cargar financieramente aún más al monotributista. ¿Por qué? Porque, cuando se materialicen en 2020 las exclusiones que debieron hacerse este año, el excluido deberá hacer frente no solo a los impuestos omitidos del Régimen General, sino también a los intereses resarcitorios que justamente acaban de incrementarse. Y esta situación puede tornarse insostenible dadas las condiciones económicas actuales.

María José QUINODOZ Contadora – Lic. en Economía mariajose@mqestudiocontable.com.ar

Comentá y expresate