Tras conocerse el resultado del operativo policial que logró desbaratar a una banda dedicada al contrabando de caballos, y que uno de los implicados es un empleado municipal de Concordia, el intendente Enrique Cresto ordenó al área jurídica del Municipio a que instruya las medidas correspondientes y que se colabore con la investigación en caso de ser necesario.

Así lo confirmaron al Diario El Sol fuentes municipales allegadas al intendente, quienes además precisaron que al empleado se le aplicará lo que estipula el artículo 42 de la Ordenanza del Escalafón Municipal.

Dicho artículo establece: “El Departamento Ejecutivo podrá suspender a los empleados y obreros por delitos que no sean contra la Municipalidad, y durante la tramitación de la causa y hasta seis meses de iniciada ésta, le abonará el cincuenta por ciento (50%) de su sueldo. Si fuera absuelto o sobreseído definitivamente se le reintegrará los haberes que haya dejado de percibir. Transcurrido el término que establece este Artículo, la suspensión será sin goce de sueldo, con derecho a percibirla en caso de absolución o sobreseimiento definitivo".

“En los últimos meses se han iniciado más de 20 sumarios administrativos por conductas que van en contra de las normas que deben cumplir los agentes municipales y en ese sentido, garantizando la transparencia del proceso administrativo y el derecho de defensa, el área de Sumarios y el Tribunal de Disciplina están tomando las medidas necesarias», expresaron desde el municipio, publicó Diario El Sol.

Contrabando de caballos desde Uruguay

El jueves pasado la Policía allanó una vivienda y detuvo a una persona acusada de ser integrante de una banda dedicada al contrabando de animales. Según habían explicado desde la Policía, la brigada de Abigeato investigó a un grupo que robaba caballos en Salto (República Oriental del Uruguay) y los llevaba a Concordia, y logró capturarlos cuando pedían rescate por dos animales robados en un establecimiento rural de la vecina ciudad uruguaya. El detenido es empleado municipal de Concordia.

Según informaron fuentes judiciales a El Entre Ríos, el domicilio del hombre fue allanado el mismo día que lo detuvieron y se secuestraron teléfonos celulares, tablets, cámaras y una moto.

De acuerdo a lo informado desde la Policía, a los caballos los pasaban a nado, utilizando baqueanos, hasta llegar a las costas de Concordia y desde allí los derivaban a diferentes lugares donde los tenían guardados hasta venderlos o pedir rescate.

Para esto último, contactaban a través de las redes sociales a los propietarios. La víctima de un robo fue contactado en la acción extorsiva y dio aviso las autoridades que montaron un operativo y lograron detener a un integrante, publicó El Entre Ríos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál es el primer problema que debe solucionar el próximo Presidente?

Inflación
Dólar
Inseguridad
Salarios
Desempleo
Pobreza
ver resultados

Las Más Leídas