El Juzgado de Faltas N° 3 de la Municipalidad de Paraná suspendió la clausura del geriátrico de Paraná que había quedado en la mira tras la muerte de un anciano en 2015. La jueza Silvina García señaló que se otorgó un plazo de 10 días para que terminen de completar la documentación requerida para su habilitación.

"Se presentó el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia. Nos adjuntaron una nota solicitándonos que suspendamos la clausura y que le demos un plazo prudencial para poder cumplir con la tramitación ya que la titular del establecimiento se presentó en Provincia para hacer los trámites", sostuvo García.

Consultada por los tiempos, expresó: "El plazo va a ser estimativo de 10 días. Lo iremos viendo con el correr de los días. Ellos tienen que hacer ahora la tramitación en Salud de la Provincia. Nosotros hemos completado nuestra tarea. Sólo nos resta verificar que nos acompañen y cumplimenten con la documentación".

En este sentido, aclaró: "Obviamente a los abuelos no los reubicaron, por lo tanto tampoco hubiésemos podido proceder desde el Municipio con la clausura. Nos aseguraron que todos los adultos que se encuentran allí están en perfectas condiciones, que están dadas las garantías para que puedan continuar allí".

En este sentido, agregó: "Por lo tanto, se ha determinado darles un plazo para que terminen con la cumplimentación de los requisitos y con la tranquilidad de que Provincia se comprometa a trabajar en conjunto con nosotros y a garantizarnos de que los abuelos estén en perfectas condiciones".

Por otro lado, en relación a las declaraciones de la dueña del geriátrico, quien aseguró haber estado en regla, García le contestó: "Debería tener conocimiento de que antes de abrir un establecimiento hay que hacer toda la tramitación. Eso es lo que hizo esta señora. Todos los trámites son previos a la apertura, si no claramente están en infracción".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate