Murieron una nena de 6 años en Rosario y otra de 7 en Misiones por la bacteria streptococcus pyogene y sus casos se suman a las dos muertes de dos nenes producidas en el Hospital Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires, situación que puso en alerta al sistema sanitario.

Por esta misma bacteria hay además otros dos chicos internados en la ex Casa Cuna, que se encuentran estables y un tercero fue dado de alta en las últimas horas.

El fallecimiento de una nena en Rosario por la misma bacteria fue confirmado por Liliana Benegas, infectóloga integrante del Área de Epidemiología de la provincia de Santa Fe.

El último caso tuvo lugar en Posadas, la capital misionera. "La bacteria produce muchas enfermedades, como la faringitis, meningitis pero hay formas invasivas, donde la bacteria penetra en el organismo y produce una enfermedad sistémica de todo el organismo, porque tiene toxinas que afecta a varios órganos", explicó la médica Liliana Arce, jefe de Infectología del Hospital Pediátrico de esa provincia ante el lamentable caso de Luana, que tenía 7 años.

La aparición de infecciones severas, con sepsis y cuadros de shock por esta bacteria es poco frecuente. En esta oportunidad, se presentaron cinco casos graves, en pacientes pediátricos sin vínculo entre sí y en un breve periodo de tiempo, lo que determinó la necesidad de alertar a las áreas epidemiológicas de los efectores de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, los especialistas remarcan no se trata de un brote ni una epidemia. Esta es una bacteria muy conocida, que circula frecuentemente y que es muy sensible a la penicilina.

Es una enfermedad muy vieja que provoca faringitis y lesiones en la piel, como escarlatina. En este caso, los pacientes presentaron una forma en la que la bacteria pasó a la sangre e hicieron cuadros muy graves. Lamentablemente llegaron en forma tardía al hospital y la forma más grave de esta enfermedad tiene una mortalidad de entre 20 y 30%”, dijo esta mañana el doctor Eduardo López, médico infectólogo pediatra y jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez.

Esta enfermedad, remarcó el especialista, tratada con penicilina se curan en la enorme mayoría de los casos. Para ello, es clave la consulta rápida. “Cuando aparece la faringitis hay que consultar al médico, o cuando aparecen las lesiones de piel. En estos casos no se consultó a tiempo”, remarcó el especialista.

Esto no es una epidemia ni ningún brote, es la época del año en la que esta bacteria circula. Uno de los chicos que ya se fue a su casa y los otros dos están estables y con buen tratamiento”, señaló López.

El estreptococo tiene tres mecanismos para producir enfermedad, una es la producción de enfermedades que producen pus, como faringitis, infecciones severas de piel, partes blandas o neumonía, en los casos más graves. La faringitis se cura fácilmente porque es súper sensible a la penicilina. Otro mecanismo está vinculado a la producción de toxina, una provoca la escarlatina, pero tiene también otra toxina capaz de producir shock tóxico, que lleva a una inestabilidad general. El tercer mecanismo gatilla mecanismos inmunológicos, que da enfermedades serias como la fiebre reumática”, explica a Clarín la doctora Elizabeth Bogdanowicz, médica infectóloga pediatra y secretaria del Comité de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Fuente: Clarín

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate