Carlos Bantar, director del hospital San Martín de Paraná, hizo referencia a la "streptococcus pyogene", bacteria por la cual han muerto seis personas -cinco niños y un adulto- generando un alerta en la sociedad.

"Esta bacteria tiene una imposibilidad genética de hacerse resistente a la penicilina. Es una ventaja que tenemos. Nosotros podemos tratarla aún con el antibiótico más antiguo. Uno la puede combatir, pero lo que sí hay que hacer es tomarla a tiempo, sabiendo los niveles de alarma" señaló el médico en contacto con Telediario.

El especialista sí advirtió que, en ciertas ocasiones, la streptococcus pyogene experimenta un giro genético en sus factores de virulencia, volviéndose más violenta: "Es ahí cuando uno ve casos letales que causan alarma".

La bacteria tiene su nicho más prevalente en los niños, produciendo faringoamigdalitis en aquellos de entre tres y siete años: "Es menos frecuente en niños de menos de tres años y poco frecuente en adolescentes de 15 años; muchísimo menos en adultos. De igual modo desconozco el inicio del paciente adulto de Pergamino, porque llega con neumonía. Pero es muy poco frecuente".

Síntomas

Los síntomas son fiebre alta, ganglios en la zona cervical, anterior, posterior o submaxilar y ausencia de moco. "Cuando hay fiebre, sin moco y el paciente tiene entre tres y siete años con dolor de garganta, debe pensarse que la bacteria esta presente" indicó Bantar.

El experto sostuvo que nadie debe automedicarse: "Hay que ir sí o sí al médico. Hoy en día hay métodos rápidos, de 30 minutos, donde uno puede tener un resultado".

Una vez diagnosticado, el doctor indicará la medicación correspondiente: "A la segunda toma el paciente se va a sentir mejor. Pero el tratamiento hay que hacerlo por 10 días, porque la bacteria produce complicaciones, en los riñones y arcticulaciones hasta luego de 20 o 30 días, si uno no completó el antibiótico. No se debe cortar antes".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate