El fiscal Carlos Stornelli hizo lugar a una denuncia de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático contra la exportadora alimenticia Bunge por presunta evasión multimillonaria. De acuerdo al denunciante, la empresa habría fraguado el contenido de sus embarques para pagar menos retenciones con el aliciente del exministro entrerriano de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere.

La denuncia de Fernando Míguez, titular de la fundación, apunta contra tres directivos de Bunge (Adrián Chueco, Guillermo Marcotegui, Ramón Fernández Asenjo) además del ex ministro. Las carátulas tentativas son defraudación contra la administración pública, lavado de activos y evasión agravada.

Como adelantó LPO en exclusiva, para el gobierno Bunge habría incurrido también en un inflamiento grosero de sus exportaciones durante el gobierno anterior para evadir 100 millones de dólares al declarar exportaciones de soja y subproductos derivados por 7 millones de toneladas. Se trata de un monto que la empresa no podía de ninguna forma tener stockeado porque supera ampliamente la capacidad de acopio de granos de todo el país.

Según consignó la agencia NA, Stornelli ya pidió información a la AFIP, al Banco Central y también al Mercado de Valores.

La maniobra delictiva en la que habría incurrido Bunge consiste en tergiversar ante la Aduana el producto que se exporta e informar uno similar con distinta alícuota impositiva en el nomenclador. En este caso, Bunge habría declarado que estaba exportando harina de premezcla y no harina de soja para reducir de 30% a 5% el valor de las retenciones. Sin montos establecidos sobre la cantidad exportada de forma fraudulenta no hay un monto presunto del desfalco.

La maniobra se demostraría porque esos embarques fueron destinados a otras empresas de Bunge, como Bunge Egipto, Bunge Caribe, Bunge China y Bunge Singapur donde fueron importadas bajo la declaración de harina de soja y no como la premezcla que Bunge Argentina les habría comprado a Bigsur y Tradesur, dos empresas supuestamente independientes, pero subsidiarias de Bunge.

Las aduanas de todos los países tienen documentación de las "Bill of Landing", la declaración de lo que llevan dentro los contenedores que ingresan al país. De conseguir esta documentación, Stornelli podría probar la evasión multimillonaria.

Según la denuncia, "sorprendentemente fueron importadas en los diferentes países como harina de soja, es decir, ni rastros de la supuesta premezcla que la propia Bunge habría hecho a fasón en su propia sede".

A esta maniobra se suma otra, que es el adelantamiento de la liquidación de exportaciones no realizadas ante la expectativa de un aumento en el impuesto a las exportaciones -lo que al final se concretó con un aumento del 30 al 33% en 6 de mayo de esta año para la soja y sus derivados-. Por esta maniobra, las estimaciones de Míguez sitúan la evasión en el orden de los 100 millones de dólares.

Fuente: La Política Online

Comentá y expresate