Una mujer de Concordia habría matado a su marido y luego habría cubierto el cuerpo con cal. Los restos fueron encontrados en una vivienda ubicada cerca de Calabacilla, a pocos metros de la Escuela 18.

Todo se inició con el pedido de localización de Carlos Héctor Mataloni de 68 años, quien fue visto por última vez el 3 de mayo de este año. En la denuncia realizada por sus familiares, se hizo saber que el hombre, desde hacía varias semanas, no mantenía comunicación con sus hijos.

A las autoridades judiciales, asimismo, les llamó la atención que los hijos mayores del hombre radicaran la exposición, y no así la pareja de 38 años.

Por tal motivo se ejecutó un allanamiento este jueves, en la vivienda antes mencionada. La dependencia estaba cerrada y sin muebles. Allí se pudo visualizar una lona plástica grande de color negro. Al ingresar los policías y correr el plástico se toparon con restos óseos sin restos visibles de piel y cabellos, empapados estos con una sustancia blanca -tipo cal-.

El médico forense constató el cuerpo y cómo sobresalía un cráneo que presenta un agujero del lado parietal derecho.

El cadáver se encontraba en posición boca arriba, ambos brazos a un costado, con restos de tela como vestimenta. Asimismo junto al cuerpo, se encontró un hierro de un metro de largo.

Ante esto, la fiscal ordenó el secuestro inmediato del elemento contuso, celulares y documentación de interés para la causa judicial. Luego que el cadáver fuera trasladado a la morgue para que se le practicara la correspondiente autopsia.

En tanto dispuso que la mujer de 38 años fuera notificada de sus derechos y quedara en calidad de detenida alojada en la comisaría de la Mujer. También dispuso que las dos nenas quedaran en resguardo del Copnaf.

Fuente: UNO

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate