Tal como se preveía al inicio del mes de julio, las Pymes tuvieron serias dificultades para poder pagar el aguinaldo y apenas el 20% pudo hacerlo de manera completa. Además, la dinámica se repitió en el abono de salarios: menos del 60% de las empresas depositó el sueldo de forma total.

Por las restricciones a la actividad producto de la pandemia y la falta de financiamiento, el 50% de las pequeñas y medianas empresas no pagaron el Sueldo Anual Complementario (SAC) en julio. Así lo reveló la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC), que indicó que el 30% lo hizo en cuotas y un escaso 20% logró abonarlo en tiempo y forma.

Pero la misma suerte corrieron los salarios, ya que el 57,9% de las empresas pagaron la remuneración completa a sus trabajadores. En tanto, el 26,4% lo hizo parcialmente y el 15,7% directamente no pagó salarios. Del total de las compañías relevadas, el 10,7% decidió suspender parte del personal.

Sin embargo, aquí puede trazarse un signo de leve recuperación si se compara con los registros de mayo. Es que en aquella oportunidad, el 41,5% de las empresas pudo pagar salarios sin problemas y el 30,6% lo hizo parcialmente, cifras que marcan un ascenso relevante en junio.

Desde el sector representativo de los trabajadores, desde la CTA apuntaron que el 70% de los trabajadores cobró el aguinaldo fraccionado, como así también el sueldo. En ese contexto, los trabajadores más perjudicados fueron los del transporte de pasajeros, que tienen atrasos de sueldos, aguinaldo e incremento solidario.

Fuente: El Destape

Comentá y expresate