“Dicen algunos que no puede haber personas o empresas exitosas en sociedades fracasadas. Ambos conceptos pueden ser discutidos, pero nadie duda que en un sistema social armónico todas las partes avanzan relativamente en forma armónica; y este movimiento sólo puede darse si cada uno mira al prójimo para que no se caiga y lo ayuda para avanzar juntos. A esta acción le damos el nombre de solidaridad”.

“Tu mano derecha no debe saber lo que hace tu mano izquierda” es un antiguo y sabio consejo que circula en el mundo desde hace generaciones y bien vale la pena tenerlo en cuenta todos los días de nuestra vida.

Pero aquí, permíteme confesarlo, se me produce una disyuntiva en cuanto a convertir un humano y simple hecho en el contenido de columna semanal con una acción propia.

Sin embargo, y aunque sea una redundancia porque estoy avanzando en una decisión tomada, es importante que podamos narrar una muy linda experiencia que nos involucra desde el compromiso y alegría de sentirnos útiles y solidarios con quienes lo necesitan.

Avanzo, entonces, contando que una acción encarada CKEA realizada en el mes de marzo, se convirtió en una experiencia multiplicadora y de la que hoy se me infla el pecho al recordar el esfuerzo de nuestro equipo de trabajo y nuestras pacientes, que, por supuesto y vale subrayarlo, sin ellas nada sería posible.

Obras.

A los hechos. Es bueno recordar que en una campaña realizada por el Mes de la Mujer, en este 2021, emprendimos una campaña junto a la Asociación Civil La Poderosa, que tiene como norte de sus acciones establecer programas que luchan contra la violencia de género y apuestan a una sociedad más igualitaria a partir de respetar los derechos de las personas.

Conteste con este concepto y sumando esfuerzos, desde CKEA decidimos donar una buena parte del valor de los servicios que prestamos en nuestro instituto para La Poderosa, de manera de aportar fondos para ayudarlas en llevar adelante sus planes. Con amor, ambos cumplimos sueños y eso no tiene precio.

Nos complace mucho informar que, de acuerdo a lo que nos contaron desde la entidad, con el aporte realizado desde CKEA se pudo planificar, ejecutar y avanzar en una idea que ya tenía un tiempo y que vio la luz: una cooperativa de trabajo textil para mujeres con problemas de violencia familiar.

No se trata de un tema menor ya que muchas chicas no pueden tomar la decisión de abandonar el lugar donde se ejerce violencia física o psicológica y esto atenta contra su salud y proyección personal y social.

Cuando una mujer cuenta con empleo e ingresos puede planificar su vida y salir del círculo vicioso del que es parte involuntaria y donde muchas veces siente culpa o impotencia.

Por eso, para nosotras, se trata de un hecho trascendental, por más pequeño que parezca y aun cuando sólo se logre modificar la vida de un puñado de mujeres en situación de violencia.

Este emprendimiento desde mujeres y para mujeres fue posible gracias a nuestras pacientes –reitero con orgullo- que se prestaron a la campaña, se plegaron y adhirieron con su apoyo.

Orgullo.

De allí que lo descripto -hecho con un espíritu totalmente altruista y con el amor que le ponemos a las cosas- nos empuja a compartirlo con alegría con ustedes y avanzar en lo que considero es lo más importante: que se conozca la acción y se multiplique.

La importancia de la experiencia con La Poderosa y los resultados conseguidos podría ser un impulso y estímulo para que muchas más empresas dediquen recursos, tiempo y amor a la responsabilidad social pensando que cualquier acción, por más pequeña que parezca, puede cambiar la vida de una persona.

Eso ya justifica todo lo hecho. Entonces, invito desde estas líneas a mis colegas a complementarnos en acciones futuras o directamente a que desplieguen sus propias estrategias de responsabilidad social, sumándose a todos aquellos que hacen tanto por los demás.

Para CKEA, la solidaridad es la tercera pata de nuestra organización y queremos que se fortalezcan todas, pero ponemos especial énfasis en ésta. En principio creemos que la profesionalidad de nuestros recursos es vital y queremos siempre garantizar que todo el proceso brinda seguridad a nuestros pacientes; la calidad integral del servicio es la segunda pata, entendiendo que visitar CKEA debe ser una experiencia enriquecedora y superadora, y para eso cada una de nosotras debe dar lo mejor de sí en cada momento.

Finalmente, la solidaridad está presente en nuestra visión del mundo que nos rodea, especialmente en momentos tan difíciles como los actuales.

Bien. A unos pocos meses de realizada la experiencia se puedan mostrar estos resultados que resultan más que estimulante y movilizadores para sumarnos con más énfasis y esperamos que para muchos más y se active ese órganos sensible que empuja a desplegar acciones a favor de la comunidad, especialmente hacia los más vulnerables.

La experiencia y la posibilidad de contártela nos emociona. Desde CKEA queremos agradecer a La Poderosa por permitirnos ser arte y parte de su objetivo, y a todo nuestro equipo, incluidos los pacientes, por su compromiso invaluable. Vamos a Más.

Para más información podes escribir al WhatsApp 3434462213 o en nuestras redes: instagram: @ckea_oficial

Facebook: CKEA

Dirección: Casa central: Vélez Sarsfield 721. Sucursal: Mitre 171 los dos en el parque Urquiza de Paraná.

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

56.72% Estoy de acuerdo
43.28% Estoy en contra
Total 3175 votos

Las Más Leídas