lunes 23 de enero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia

Rosario violenta: tres crímenes elevaron la cifra a 18 homicidios en lo que va del año

Los hechos ocurrieron entre las 21 y las 23 de este viernes. Todos son investigados por la fiscal Georgina Pairola de la unidad de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Tres personas fueron asesinadas en la noche de este viernes en distintos barrios de Rosario. En uno de los ataques, la víctima se encontraba arriba de un taxi. En otro, dispararon desde un auto e hirieron a cuatro jóvenes que estaban en la calle. El tercero se habría tratado de un crimen en ocasión de robo. Con estos casos, el departamento acumula 18 homicidios dolosos en los 21 días que lleva el año, casi un promedio de un crimen por día.

Los tres crímenes tuvieron lugar entre las 21 y las 23 de este viernes. Todos son investigados por la fiscal Georgina Pairola de la unidad de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación, quien ordenó toma de testimonios y relevamiento de cámaras de la zona a la División de Homicidios de la Agencia de Investigación.

El primer asesinato, según publicó Infobae, ocurrió arriba de un taxi. La víctima, Alejandro Francisco Orona, de 55 años, tomó viaje en avenida Francia y 3 de Febrero –barrio Echesortu– con destino a Juan B. Justo y Virginio Ottone, barrio Empalme Graneros, situado en la zona noroeste. Cuando llegó, aparentemente para encontrarse con dos personas, lo acribillaron de seis tiros antes de que logre bajarse del auto.

Según el relato del taxista, testigo principal en el crimen, uno de los hombres con los que supuestamente se iba a ver el pasajero se acercó, abrió la puerta del auto y directamente le disparó. Tras presenciar la brutal ejecución, el conductor aceleró y transportó a la víctima hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde falleció.

Peritos forenses secuestraron seis vainas servidas calibre 9 milímetros en la escena del homicidio. También el taxi quedó incautado para la realización de pericias. El celular de Orona será la clave para hallar información sobre las comunicaciones mantenidas previo al asesinato, ya que el viaje en el taxi tuvo por objetivo ver a los sospechosos que terminaron matándolo.

El segundo crimen tuvo lugar en 27 de Febrero e Iriondo, en barrio San Francisquito, donde Esteban Brian Fernández, de 30 años, fue encontrado muerto al lado de su bicicleta por los vecinos que lo conocen por ser de la zona.

El cuerpo de Fernández tenía una herida de arma blanca en el tórax. La Policía Federal, que fue la encargada de perimetrar la escena, tomó testimonios que indicaban que fue apuñalado al resistirse a un asalto.

Si bien en el lugar estaban las pertenencias de Fernández y su bicicleta, la hipótesis principal que maneja la fiscal Georgina Pairola es que se trató de un crimen en ocasión de robo.

El último homicidio ocurrió en una feroz balacera en Montevideo al 5000, en barrio Echesortu, cuando pasó un auto gris con dos ocupantes y abrió fuego contra un grupo de personas que estaban sentadas en la vereda.

Por ese ataque a tiros fueron trasladados al Heca tres adolescentes de 13, 16 y 17 años. En ese hospital murió a los pocos minutos Alexandro Nahuel Casco, de 16 años, por múltiples heridas de arma de fuego. Los otros dos chicos, que son hermanos, quedaron internados con pronóstico estable.

En tanto, un cuarto adolescente, de 17 años, fue llevado hasta el Hospital Centenario con múltiples impactos de bala en las piernas, y estaba fuera de peligro.

Peritos incautaron en la escena de esa balacera 21 vainas servidas que serán enviadas a analizar y prendas de las víctimas.

Por el alto índice de violencia, el pasado jueves hubo cambios en la cúpula de la Policía rosarina. El comisario Adrián Galigani fue nombrado jefe de la Unidad Regional II en lugar de Margarita Romero, y en sus primeras horas como titular de la fuerza de seguridad anunció la sumatoria de 700 agentes más para hacer tareas de prevención en 16 barrios y en el centro de la ciudad. En tanto, el comisario Iván González fue designado como el segundo mando.

Temas
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar