viernes 30 de septiembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Hospital Militar

Robo de bebés en Paraná: vuelven a juzgar a Marino González

La Corte Suprema de Justicia pidió revisar la absolución de González, acusado de participar en el robo de bebés de Raquel Negro

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de noviembre de 2021 - 07:53

Se realizarán nuevas audiencias en la causa "Hospital Militar" de Paraná. La Corte Suprema envió a revisar la absolución de Marino González en la sentencia de 2011. Las audiencias están programadas para este lunes 8 y martes 9 de este mes, a las 9 en el Tribunal Oral Federal de Paraná, de calle Urquiza 872.

Marino González vuelve a ser acusado por el robo de los bebés de Raquel Negro, nacidos en la maternidad clandestina que funcionó en el Hospital Militar de Paraná durante la última dictadura cívico-militar.

El motivo de la decisión de la Corte es la participación comprobada de González, por la que fue condenado en Rosario, del asesinato de personas secuestradas en el Centro Clandestino de Detención Quinta de Funes, Santa Fe. Lugar donde también permaneció secuestrada Raquel Negro junto a su compañero Tulio Valenzuela, y su hijito de un año.

"Esperamos que esta causa volver a poner a la búsqueda del Melli sobre la superficie. Aún restan encontrar alrededor de 300 nietes apropiades", expresaron desde la Agrupación HIJOS.

¿Por qué se revisa su absolución?

En 2011 Héctor Marino González fue absuelto por TOF de Paraná en el juicio por la causa Hospital Militar, porque en ese momento no se consideró probada su intervención en el caso del robo y sustitución de identidad de los hijos mellizos de los militantes montoneros Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Pero, ante el recurso de la Fiscalía, el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ordenó el dictado de una nueva sentencia.

Esta decisión de la Corte obedece a que González, luego de ser absuelto en Paraná, a fines de 2013 fue condenado en Rosario por hechos conectados con el robo de los mellizos en la causa caratulada como "Porra" o "Guerrieri II". En ese juicio el genocida fue sentenciado a prisión perpetua por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura contra 26 víctimas, entre ellas Valenzuela y Negro, quienes permanecen desaparecidos.

La Corte Suprema, al analizar el caso, entendió que debe dictarse un nuevo veredicto en Paraná debido a que aquí se absolvió a González por entender que no estaba probada su participación en la patota del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, que intervino en los hechos investigados en ambas causas; pero en Rosario se acreditó que sí era parte y de hecho recibió una pena perpetua. Por lo tanto, no pueden existir dos sentencias contradictorias.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar