lunes 28 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Certificado de defunción

Reina Isabel II: confirman la causa de muerte

Se conoció el certificado de defunción de la Reina Isabel II. En el documento figura el increíble motivo por el cual falleció

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Reina Isabel II murió de ‘vejez’ según su certificado de defunción. El documento publicado por National Records of Scotland señaló la hora de la muerte de la Reina el jueves 8 de septiembre a las 3:10 p.m.

Al rendir homenaje a su madre, la princesa Ana reveló que estuvo con la reina en sus últimos momentos. Ana, quien acompañó el ataúd de su madre en su viaje de Balmoral a Londres, por Edimburgo, dijo: “Tuve la suerte de compartir las últimas 24 horas de la vida de mi querida madre”

La princesa es nombrada como la “informante” en el documento y habría notificado en el registro local la muerte de su madre.

Con el paso de las semanas, se conocieron más detalles del momento de la muerte de la reina y quienes la acompañaron en el final de su vida. Los cuatro hijos de la reina estaban en el castillo de Balmoral cuando se hizo el anuncio. Carlos se apuró a llegar al castillo escocés junto con su esposa, Camila, ahora reina consorte. La hija de la reina, la princesa Anna, conocida como la princesa real, ya estaba allí. En tanto, el príncipe William, quien ahora es el heredero al trono, llegó a Balmoral por la tarde junto con los otros dos hijos de la reina, el príncipe Andrew y el príncipe Edward, así como la esposa de Edward, Sophie, la condesa de Wessex. Por su parte, el príncipe Harry llegó a Balmoral después de que se hiciera el anuncio. Su esposa Meghan, duquesa de Sussex, no viajaba con él.

La reina fue enterrada el 19 de septiembre, luego de 70 años de servicio, después de que la familia, los amigos y la nación se despidieran de la monarca. Para la mujer que nunca tuvo la intención de ser soberana, la Reina cumplió su promesa de servir a la nación y la Commonwealth y se ganó el respeto de muchos, desde líderes mundiales hasta el público.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar