miércoles 25 de enero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Gas

Gas natural: desde cuándo la boleta llegará con aumentos

Se aplicará un 28,3% sobre el costo del gas, que luego impactará en las boletas. Resta definir el componente de distribución del servicio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Secretaría de Energía aprobó los precios del gas natural que estarán vigentes para 2023, uno de los componentes de las facturas que deberán ser abonadas y trasladadas a los usuarios por las distribuidoras. El aumento determinado para el precio del producto está en tornó al 28,3%, y se estima que su incidencia en el precio final que paga el consumidor residencial será de poco más del 14%. Esta suba se empezará a aplicar a partir de los consumos de marzo.

La normativa estableció que las productoras adjudicatarias del Plan Gas.Ar y Enarsa (Energía Argentina) deberán facturar las ventas de gas a las distribuidoras con los nuevos valores en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST). El precio del gas es uno de los componentes que integran la factura final que reciben los usuarios por parte de cada distribuidora.

Los nuevos precios de gas fueron dispuestos mediante la resolución 610/2022 publicada el martes en el Boletín Oficial.

Segmentación

El Enargas también continuará aportando mensualmente a las distribuidoras la información respecto de los usuarios en cuanto a la segmentación por ingresos, lo que determinará el nivel de subsidios, aunque el valor del gas se mantiene fijo.

Los nuevos valores que se aplicarán en los próximos meses, así como la porción del precio PIST que el Estado tomará a su cargo, fueron evaluados en Audiencia Pública el mes pasado.

En los considerandos se señala que para la fijación de precios se tuvieron en cuenta los valores estimados de importación del gas para este año: se calculó que el gas importado de Bolivia será del orden los USD 9,91 el millón de BTU para 2023, y que el precio del GNL importado entre mayo y septiembre será de USD 42,07 el millón de BTU, a lo cual hay que sumar el costo de regasificación.

Según anticipó la semana pasada la secretaria de Energía, Flavia Royon, durante 2023 solamente habrá una única actualización en el costo del gas de 28,3% para aquellos usuarios que no soliciten mantener subsidios o sean de ingresos altos, es decir, quienes cobren más de 3,5 canastas básicas por mes, equivalentes a 510.818 pesos.

En el caso del Nivel 3 (de ingresos medios), también recibirán un aumento, que, al igual que en el Nivel 1, contemplará los incrementos en el valor del fluido, el transporte y la distribución.

La funcionaria subrayó, en referencia a quienes perciben menores ingresos, que “no se producirá ningún aumento en el valor del gas natural para los usuarios inscriptos en el Nivel 2, cuyo único incremento anual se concentrará en los componentes del transporte y la distribución”.

Royon indicó, respecto de las pymes, que las que están anotadas en el registro Mipyme y tengan la categoría de usuario “P” “continuarán siendo alcanzadas por los subsidios”, de manera tal que se “cuida a los comercios de barrio, al vecino y al crecimiento de la industria contra la inflación”.

De esta forma, destacó que “se apunta a cumplir con un doble objetivo, construir un sendero de precios previsible para el sector y reducir las expectativas inflacionarias para proteger el ingreso de los trabajadores y el conjunto de la actividad económica”.

El Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) sigue abierto en el sitio web argentina.gob.ar/subsidios, y cualquiera que no se haya inscripto puede hacerlo para notificar sus ingresos, y en caso de corresponder, seguir recibiendo el gas con subsidio.

Otros componentes de las boletas

El valor del PIST -el costo del gas en sí- es el principal componente en la tarifa final del gas y representa casi el 50% de la misma.

Este aumento es el quinto que se aplica sobre la tarifa de gas desde el mes de junio del año pasado. Y todavía falta un aumento más, el correspondiente a la actualización de la retribución a transportistas y distribuidoras.

Respecto a la distribución, el sector, en una audiencia pública virtual desarrollada la semana pasada, pidió una recomposición que promedia el 200% a aplicarse en febrero, para luego sumarse ajustes trimestrales que tomarán como parámetros la evolución de la inflación y los incrementos en los costos del sector.

Según fuentes citadas por el medio especializado EconoJournal la recomposición del Valor Agregado de Distribución y del margen de transporte rondará el 80%, aproximadamente la mitad de lo que reclamaron los privados en la audiencia pública.

De esa manera, se generaría un impacto de hasta un 35% en la factura final que pagarán los usuarios a partir de marzo. Si a eso se le suma el aumento del costo del gas fijado esta semana, la suba total que deberán afrontar los usuarios que no reciben subsidios y los de consumo medio estaría en el orden del 50 por ciento.

Si se tienen en cuenta todos los aumentos mencionados -el oficializado ayer y este último, planificado- las tarifas finales habrán aumentado entre un 150% y un 170% para los usuarios de ingresos altos. Esto se sentirá con fuerza el próximo invierno, cuando además suben los consumos de gas por las bajas temperaturas.

Temas
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar