lunes 30 de enero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sábado agobiante

Fin de Año: una ciudad entrerriana tuvo la sensación térmica más alta del país

En esa localidad, la sensación térmica se ubicó casi en 45 grados. En otras ciudades el termómetro se acercó a los 40 grados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Tal como se preveía, se vivve un sábado de Fin de Año de altas temperaturas en buena parte del país, mientras se esperan las lluvias en las próximas horas podrían tener algo de alivio.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, la ciudad de país donde se registró la mayor sensación térmica fue Gualeguaychú: 44,8° de térmica a las 17, mientras el termómetro marcaba 37°.

turismo verano gualeguaychu.jpg

Otras ciudades de la provincia tuvieron también altos registros tpermicos, pero sin esa sensación térmica. Concordia fue la localidad donde el termómetro más alto llegó, con 37,7°, mientras que Paraná estuvo cerca, con 37,6°.

La mayor temperatura de termómetro en toda Argentina, se registró en Las Lomitas, Formosa, donde hubo 42°, seguida por Santiago del Estero (capital), con 40,2° yTermas de Río Hondo en la misma provincia, con 40,1°.

En el otro extremo del cuadro, la ciudad donde más frío hizo este sábado fue en Río Grande, Tierra del Fuego, con 9,8°.

Qué es la sensación térmica

Una cosa es la temperatura que mide el termómetro o del aire y otra, a veces muy distinta, es la temperatura aparente que a nosotros nos parece que hace: la sensación de calor o de frío que sentimos los humanos.

Nuestro organismo, que se encuentra constantemente a unos 37ºC, tiene un mecanismo defensivo de regulación encargado de mantener un estado de comodidad idóneo para cada persona cuando las condiciones externas son adversas, con una temperatura ambiental demasiado alta o baja.

Esta autorregulación se realiza mediante el aumento o la disminución del diámetro de los vasos sanguíneos encargados de la circulación subcutánea. En el primer caso, cuando la temperatura exterior es alta, se consigue un mayor flujo de sangre que nos ayuda a perder calor mediante la transpiración. En el segundo, que se produce cuando la temperatura exterior es baja, se mantiene un menor flujo sanguíneo logrando retener más calor corporal.

Sin embargo, este mecanismo del cuerpo humano puede ser alterado por la aparición de elementos ambientales que dificultan su buen funcionamiento. Los principales son el viento, que ayuda a la pérdida de calor aumentando la sensación de frío, y la humedad, que perjudica la transpiración y aumenta la sensación de calor.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar