viernes 3 de febrero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
App

Fallas en el registro de vacunas Covid en Mi Argentina: cómo resolverlo

Conocé cómo podés hacer para resolver los problemas que existen en Mi Argentina con el registro de vacunas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Cuando la plataforma Mi Argentina incorporó el registro de vacunas Covid con las características de un documento internacional, muchos se preocuparon por ver si les aparecían correctamente sus dosis. Era septiembre de 2021. Ahora, un consejo: si desde entonces recibió refuerzos contra el coronavirus y no chequeó la app, hágalo. Puede haber errores.

En algunos casos, los problemas los tienen los adultos, que quizás se dieron cinco dosis y Mi Argentina les muestra cuatro. Otros recibieron cuatro dosis y la plataforma registró tres.

También hay temas con las vacunas pediátricas: este medio registró cinco casos (en Entre Ríos y en la ciudad de Buenos Aires Aires) de chicos que habían recibido su refuerzo (o sea, tres dosis en total) y el sitio les informa solamente dos.

Otras dosis faltantes corresponden a seis adultos vacunados en las jurisdicciones mencionadas, y también en Mendoza y en la provincia de Buenos Aires.

En Misiones, es común escuchar casos de personas que se dieron el primer refuerzo (tienen tres dosis), pero solo les figuran dos. Una de las personas consultadas explicó que pasó el reclamo al área de Inmunizaciones del Ministerio de Salud provincial, y repararon el error.

Es difícil trazar un patrón que describa el problema, por fuera del hecho de que en todos los casos el faltante es un refuerzo (es decir, la dosis 3, la 4 o la 5), como si algo hubiera comenzado a flaquear luego de que la población recibiera el “esquema de base” contra el Covid (las dos primeras dosis), indispensable para buena parte de los viajes internacionales.

Las fechas de los refuerzos no consignados en los casos que halló Clarín son completamente disímiles.

Hay personas que se vacunaron la primera semana de diciembre de 2022 y, si bien tienen la dosis plasmada de puño y letra en el boletín de vacunación, el dato, en Mi Argentina, brilla por su ausencia.

Otros, en cambio, recibieron el refuerzo, por ejemplo, hace casi un año (febrero de 2022) y tampoco lo tienen en el sistema oficial.

De modo que no se puede decir que en cierto momento la dosis faltantes vayan a “caer” o impactar en el sistema nacional, como (todavía duele recordarlo) ocurrió con las demoras en los reportes de personas fallecidas por Covid.

Un caso extremo del tipo de errores que se pueden encontrar es el de una mujer bonaerense cuyo perfil en Mi Argentina ostenta no uno sino dos refuerzos en la misma fecha. Según el sistema, la multivacunación ocurrió en vacunatorios diferentes y con dosis de marcas distintas.

Por qué hay fallas en el registro de vacunas

Al cierre de esta nota era complejo desambiguar el foco del problema. Nación responsabiliza a las jurisdicciones y, por lo menos en la ciudad de Buenos Aires, apuntan a Nación.

No es menor remarcar que el “boletín”, esa libretita entregada en los vacunatorios, no es un documento oficial sino solo un registro individual de las dosis, que podría ser útil para determinados trámites informales, pero no goza del reconocimiento de un documento con validez.

La propia página de Mi Argentina aclara que “la credencial digital es el documento oficial de Argentina para acreditar la vacunación contra COVID-19 en el país y en el exterior”.

Las propias autoridades al mando de esa plataforma, en concreto la secretaría de Innovación -a cargo de Micaela Sánchez Malcom-, organismo que depende del jefe de Gabinete Juan Manzur, explicaron a Clarín que Mi Argentina refleja lo que está en el Registro Federal de Vacunación (NOMIVAC), y aseguran que lo que está o no ahí depende de las provincias.

En concreto, dijeron, “cada jurisdicción carga los registros de vacunación para que luego se replique en Mi Argentina. Puede suceder que las jurisdicciones carguen los datos en su propio registro, pero no en el NOMIVAC, que es el registro federal”.

El “bot” de CABA y Mi Argentina, un matrimonio difícil

Es sabido que estos inconvenientes suelen deberse a problemas históricos de gobernanza del Ministerio de Salud respecto de las provincias, a veces más (a veces menos) voluntariosas a la hora de compartir su información sanitaria.

Mientras algunas jurisdicciones utilizan sistemas homologados y bien sincronizados con el sistema nacional (SISA), en otras (aseguran los más críticos) los datos se cargan manualmente de un modo parecido al de los copistas de la Edad Media: por un lado se consigna la vacuna aplicada en el sistema provincial, y por otro (a veces con demoras; muchas otras, con errores), en el nacional.

Sin embargo, cinco de las seis personas vacunadas en CABA con dosis faltantes que encontró este medio (…en cuestión de minutos. Los casos deben ser muchísimos) dijeron que sus dosis estaban “bien” en la consulta al robot porteño de Whatsapp. Un chat a través del cual se puede obtener una constancia de vacunación, que en rigor no tiene validez oficial.

Consultados por este tema, desde el Ministerio de Salud porteño explicaron que “cuando la persona interesada se aplica la dosis, se deja asentado qué dosis se aplicó y de qué vacuna, junto con la fecha y el establecimiento. En este proceso las vacunas se cargan en el sistema Sigheos y la información se puede consultar a través de ‘Boti’”.

Allí -siguieron- “se encuentran en detalle todas las dosis de la vacuna Covid aplicadas. Luego de este proceso, la información se replica automáticamente en la aplicación Nomivac”.

Es decir que “los datos que aparecen en aplicaciones de la órbita nacional como Mi Argentina se nutren de lo que figura en esta última plataforma”.

En síntesis, recomendaron hacer el reclamo a Nación.

Qué hacer para reclamar por las vacunas

Entrando a www.argentina.gob.ar/miargentina/consulta se puede ingresar el reclamo por fallas en la consignación de las vacunas. El trámite tiene sus requisitos.

Una vez completados los campos en esa página (un adulto puede llenar sus datos personales, incluso para reclamar por las vacunas de sus hijos), el sistema envía un mail a la casilla personal, donde se solicita responder con determinada documentación.

Llamativamente se pide adjuntar una foto del DNI de quien tiene el problema, algo llamativo, considerando que Mi Argentina es precisamente el reservorio de este tipo de documentos.

Además se solicita la foto del boletín de vacunación, ese cartoncito no oficial mencionado arriba.

Por último, una captura de pantalla que certifique el error en Mi Argentina.

Desde la secretaría de Innovación explicaron que, “en caso de que las vacunas no aparezcan en Mi Argentina, se debe hacer el reclamo a través de la mesa de ayuda para pedirle a la jurisdicción correspondiente que cargue los datos en NOMIVAC. Ese reclamo por lo general no demora más de 48 horas”.

A quienes a esta altura extraviaron el boletín de vacunación, un par de aclaraciones.

Los que viven en CABA pueden, alternativamente, enviar la constancia de “Boti”.

Para quienes están en provincias que no den estas constancias, en Innovación recomendaron “ir al vacunatorio o a la jurisdicción en que le dieron el boletín. Es un registro que cada jurisdicción conserva”.

Fuente: Clarín

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar