miércoles 16 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Uruguay

Detectan viruela del mono en Salto, frente a Concordia

Uruguay detectó un caso de viruela del mono en la ciudad de Salto, ubicada en la frontera con Concordia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El Ministerio de Salud Pública de Uruguay registró un nuevo caso de viruela del mono durante la última semana. De acuerdo al informe oficial, detectaron una persona con el virus en Salto, ciudad fronteriza ubicada frente a Concordia. En total, el país vecino registra 6 casos positivos (los otros 5 fueron en Montevideo).

Según se informó, en el relevamiento semanal también se registró un caso sospechoso, mientras que los casos descartados hasta el último parte suman 57. Cabe destacar que la OMS elevó su nivel de alarma al máximo el 24 de julio, cuando declaró el brote emergencia de salud pública internacional, como también había hecho con el Covid-19.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una enfermedad causada por un virus. Se trata de una infección vírica zoonótica, lo que significa que puede propagarse de los animales al ser humano. También puede propagarse entre seres humanos e igualmente pasar del medio ambiente al ser humano.

¿Cuáles son los síntomas?

La viruela del mono puede causar una variedad de signos y síntomas. Algunas personas tienen síntomas menos graves, mientras que otras pueden padecer una enfermedad más grave y precisar atención en un establecimiento de salud. Las personas con mayor riesgo suelen ser las embarazadas, los niños y las personas inmunodeprimidas.

Los síntomas más comunes de la viruela símica durante el brote de 2022 son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, baja energía e inflamación de los ganglios linfáticos, seguidos o acompañados por una erupción cutánea que puede durar de dos a tres semanas. La erupción puede afectar a la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, la ingle y las regiones genitales o anales. También puede aparecer en la boca, la garganta, el ano o la vagina, o en los ojos. El número de lesiones puede variar entre unas pocas y varios miles. Al principio, las lesiones de la piel son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras que se secan y se desprenden, formándose por debajo una capa nueva de piel.

Se están realizando estudios para hacer un seguimiento y comprender mejor los síntomas de este nuevo brote, especialmente para saber qué partes del cuerpo pueden verse afectadas y cuánto tiempo pueden durar los síntomas.

Cualquier persona que presente síntomas compatibles con la viruela símica o que haya estado en contacto con alguien que tenga esta enfermedad debe llamar o visitar a un proveedor de atención de salud y pedirle consejo. Los síntomas desaparecen por lo general por sí solos o con tratamientos sintomáticos, como medicamentos para el dolor o la fiebre. Las personas son infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel.

¿Cómo se propaga la viruela símica de persona a persona?

La viruela del mono se transmite de una persona a otra a través del contacto directo con alguien que tenga una erupción cutánea producida por la enfermedad. El contacto directo puede referirse a estar cara a cara (por ejemplo, hablar, respirar o cantar cerca de otra persona, donde pueden generarse gotículas o aerosoles de corto alcance); al contacto con la piel (por ejemplo, tocarse o tener relaciones sexuales vaginales o anales); al contacto boca a boca (por ejemplo, besarse); o al contacto entre boca y piel (por ejemplo, sexo oral o besar la piel). Aún no se comprenden bien los posibles mecanismos de transmisión de la viruela símica a través del aire y se están realizando estudios para obtener más información.

Todavía estamos aprendiendo sobre la duración de la capacidad infectante de las personas con viruela símica, pero por lo general se consideran infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel, y hasta que todas las lesiones de los ojos y del cuerpo (boca, garganta, ojos, vagina y ano) se han curado también.

Los entornos pueden contaminarse por el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infecciosa toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Otra persona que toque esos objetos puede infectarse si tiene algún corte o abrasión o si se toca accidentalmente los ojos, la nariz, la boca u otras mucosas. Esto se denomina transmisión por fómites. Lavarse las manos después de tocar objetos que pueden estar contaminados puede ayudar a prevenir este tipo de transmisión. También es posible infectarse al respirar escamas de piel o virus presentes en la ropa, la ropa de cama o las toallas. Los expertos todavía están tratando de entender si este modo de transmisión desempeña un papel importante en el brote actual.

El virus también puede transmitirse al feto durante el embarazo, durante o después del nacimiento por contacto directo con la piel, o al lactante o el niño por contacto directo con un progenitor con viruela símica.

Aunque se han comunicado casos de infección asintomática, no está claro si las personas sin síntomas pueden propagar la enfermedad o si puede propagarse a través de otros líquidos corporales. Se ha aislado el virus de la viruela símica vivo en el semen, pero aún no se sabe si la infección puede transmitirse a través del semen, los líquidos vaginales, los líquidos amnióticos, la leche materna o la sangre. Se están realizando investigaciones para obtener más información acerca de si las personas pueden propagar la viruela símica mediante el intercambio de esos líquidos durante y después de la infección sintomática.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar