sábado 21 de enero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Judiciales

Crimen en Larroque: 60 días de preventiva para el acusado

El juez de Garantías Ignacio Telenta dictó este miércoles dos meses de prisión preventiva para Conrado González, el joven que mató a Reverdito

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Conrado González, el joven imputado por el crimen en Larroque, se abstuvo de declarar en la noche del martes ante la fiscal Natalia Bartolo, quien con posterioridad solicitó al juez de Garantías la prisión preventiva por espacio de 60 días, petición a la que el Juez accedió y confirmó en la jornada del miércoles.

De acuerdo a fuentes de la investigación, se pudo comprobar la agresión de González a Reverdito a través de imágenes de cámaras de seguridad que fueron aportadas a la causa. Todo habría empezado con un reclamo del agresor a la víctima, aparentemente por una deuda anterior, y terminó de mala manera, con la agresión y los golpes propinados por González que causaron lesiones severas en Reverdito, quien falleció en la noche del lunes en el Hospital Centenario.

Esta medida podrá ser prorrogada las veces que sea necesario con el objetivo de avanzar en la investigación, hasta llegar a la instancia del juicio. “En principio, va a pasar esos 60 días en Jefatura Departamental”, indicaron

Asimismo, Bartolo informó que “ya le tomaron declaración testimonial a 13 personas y restan declarar 6 más. Según vamos reconstruyendo, en la fiesta fue todo normal y en paz. En la última cámara que está a 5 cuadras, se lo ve al agresor comprando en una panadería y todo era normal. Y en la última cámara ya se ve la agresión”.

En tanto, agregó que “en primera instancia podemos decir que el agresor le decía que le debía plata; y que los testigos presentes hicieron todo lo posible para que la agresión no se concrete. Trataron de sacarlo pero el hombre siguió dándole golpes de puño y puntapiés".

Según indica el Código Penal de la Nación Argentina, el homicidio simple sin ningún agravante prevé una pena de 8 a 25 años de prisión.

Según la Fiscalía podría existir un dolo eventual porque el agresor y la víctima se conocía, y era sabido que Reverdito sufría de hemofilia. Por esta condición “sabía que los golpes podían dejarle una secuela grave o podía morir, y así y todo atentó contra su vida”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar