miércoles 28 de septiembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Salud

Beneficio de una "polipíldora" en los pacientes con ataque cardiaco

Demostraron que un único comprimido compuesto por tres drogas puede disminuir las complicaciones en aquellos pacientes que han tenido un ataque cardiaco.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Nicolás González (Especialista en Cardiología MN 126909) 4 de septiembre de 2022 - 08:00

Días atrás en el Congreso Europeo de Cardiología, Valentin Fuster, uno de los cardiólogos más destacados del mundo, presentó el estudio The SECURE. que demostró que un único comprimido compuesto por tres drogas puede disminuir las complicaciones en aquellos pacientes que han tenido un ataque cardiaco.

El tratamiento con una “polipíldora” que contiene aspirina, ramipril (un antihipertensivo) y atorvastatina (medicación para reducir el colesterol en la sangre) dentro de los seis meses posteriores a que un paciente tuvo un ataque cardiaco o infarto de miocardio resultó en un riesgo significativamente menor de eventos cardiovasculares en comparación con el tratamiento habitual utilizado por los cardiólogos, según los hallazgos del estudio SECURE presentado el 26 de agosto durante el Congreso ESC 2022 en Barcelona y publicado simultáneamente en una de las principales revistas de medicina, el New England Journal of Medicine.

El estudio, coordinado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España (CNIC), estudió a más de 2000 pacientes en 113 centros de España, Italia, Francia, Alemania, Polonia, Hungría y la República Checa a una estrategia basada en el uso de esta polipíldora.

Es importante destacar, que todos los pacientes habían sufrido un infarto de miocardio en los seis meses anteriores y tenían más de 75 años o al menos 65 años con uno o más factores de riesgo, como diabetes mellitus, falla del riñón, infarto de miocardio previo, enfermedad de las arterias del corazón o ACV previo.

Los resultados generales del estudio demostraron que utilizar este tipo de medicamento combinados en una sola píldora reduce la muerte de causa cardiovascular, el infarto de miocardio, el ACV en un 25% aproximadamente.

Sobre la base de los hallazgos de este estudio, Valentín Fuster, investigador principal del estudio y director general del CNIC, sugiere que la polipíldora podría convertirse en un elemento fundamental de las estrategias para prevenir eventos cardiovasculares recurrentes en pacientes que han sufrido un infarto. "Al simplificar el tratamiento y mejorar la adherencia, este enfoque tiene el potencial de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular recurrente y muerte a escala mundial", dijo.

Este resultado tan esperado, se considera una revolución cardiológica por dos motivos. Por un lado por el beneficio logrado en esta población de pacientes y por el otro, por la mejoría en la adherencia en la toma de los medicamentos ya que se reduce la toma de 3 comprimidos a tan solo uno.

En una editorial publicada, el prestigioso cardiólogo Thomas J. Wang analiza lo que se ha aprendido en los últimos 20 años desde la introducción del concepto de polipíldora. "Ahora sabemos que el uso de píldoras combinadas de dosis fija para la prevención cardiovascular es seguro y promueve un mayor uso de medicamentos que concuerdan con las guías de recomendación clínica".

Sin embargo, advierte que "la administración masiva de una polipíldora en pacientes sin ataque de corazón sigue siendo una pregunta importante sin respuesta". De cara al futuro, sugiere qué "avanzar con la implementación de esta polipíldora en el contexto de la prevención secundaria puede ser un buen lugar para comenzar".

Los beneficios de esta medicación son complementarios a la implementación de un estilo de vida saludable, tomando conciencia sobre los factores de riesgo cardiovasculares, eligiendo comidas saludables, estudios han demostrado que la dieta “mediterránea” disminuye las probabilidades de tener problemas del corazón, dejando de fumar, el beneficio del cese es progresivo, observándose que a los 3 meses de dejar de fumar el riesgo de sufrir un infarto del corazón ha disminuido y a los 15 años el riesgo es igual al de una persona que no fuma, realizando actividad física, 30-45 minutos de actividad física aeróbica -como puede ser caminar, trotar, bailar, nadar- 3 o 4 veces por semana y realizando controles periódicos de salud.

Para seguir al auto en Instagram: @drnigonza

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar