El Arzobispado de Paraná publicó un comunicado a días del juicio oral que enfrentará Justo José Ilarraz, acusado de abusar a menores en el Seminario durante los años 1985 y 1993. En el texto, la arquidiócesis eligió no nombrar al cura y pidió perdón: "No supimos cómo abordar el problema".

Embed

El Arzobispado sostuvo que la misiva se publicó por la cercanía del juicio a Ilarraz, que comenzará este lunes 16, y no habló de abusos sexuales contra menores de edad sino de "acciones llevadas a cabo por un sacerdote". "Lamentamos profundamente el dolor y el sufrimiento padecido por las víctimas, sus familiares y allegados", agregó.

Luego llegó el mea culpa: "Transitamos un camino que se inició con la sorpresa, el desconcierto y el dolor, al tomar conocimiento de la situación planteada. No estábamos preparados. No supimos cómo abordar el problema y actuar de una manera completa, o lo que hicimos resultó insuficiente. Por esto, pedimos perdón, por no saber cómo", afirmaron.

Asimismo, la Iglesia de Paraná asegura haber colaborado siempre con la Justicia. "Aportamos toda la información que conocíamos -se nos solicitara o no-, y concurrimos cada vez que se nos convocó", indicaron en el texto y agregaron que, tras aplicar "todas las iniciativas previstas en la justicia canónica (...), se efectuó la inmediata denuncia ante la justicia estatal".

Por otro lado, destacaron el protocolo contra abusos de menores, que había anunciado el año pasado el arzobispo Juan Alberto Puiggari y que fue aprobado este 28 de marzo. Se trató de la ampliación del documento con nuevos apartados que deberán ser obligatoriamente aplicados por curas, religiosos y laicos, para prevenir nuevos casos en el ambiente eclesiástico.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate