Corresponsalía Gualeguaychú. Vecinos y prestadores turísticos del camino al Ñandubaysal reclaman que se repare el puente que cruza el arroyo La Capilla. Si se cayera, se rompiera aún más, o rebalsara el agua, quedarían aislados unos 400 vecinos que viven permanentemente. Mientras que en temporada de verano pueden llegar a quedar varados hasta 10 mil turistas.

"Días atrás se hizo limpieza a un costado del pinar pero todavía no se ha hecho nada en el puente en sí, la gente de la Municipalidad está viendo de limpiar el arroyo en un campo aguas abajo para limpiarlo, pero la máquina se había roto y la cuestión es que se nos viene el agua", manifestó a Canal Nueve Litoral Adrián Romero, un prestador turístico que además vive del otro lado del arroyo.

Ya sobre la temporada, los vecinos dicen que no hay una solución inmediata que sería imposible hacer un puente ya aunque estuviera la plata: "Se nos vino encima la temporada y el panorama no es bueno por el pronóstico. No hay mucho más que se pueda hacer además de limpiar", señalaron.

Para tener más fuerza en el reclamo, formaron una comisión vecinal y entre otras cosas empezaron a hacer un censo para saber la cantidad de gente que vive permanentemente entre el arroyo La Capilla y el río Uruguay. Calculan que son 400, entre ellos, chicos en edad escolar que van a Gualeguaychú o Pueblo Belgrano hasta 5 veces por día.

Además, hay un barrio en pleno proceso de crecimiento.

En diálogo con Canal Nueve Litoral, Romero aseguró que un buen fin de semana de verano, entre los balnearios Ñandubaysal y Cerros Indios, congregan 7 mil personas. Si a ellos se les suma la gente alojada en los complejos de cabañas, suelen llegar a ser 10 mil los turistas del otro lado del arroyo, que en caso de colapsar el puente, quedarían del otro lado sin posibilidad o al menos con muchas dificultades para salir.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate