Los graves incendios siguen generando fuerte preocupación en el sur de Europa. Al suroeste de Turquía tuvo que ser evacuada ante riesgo de explosión una central térmica que se encontraba rodeada por las llamas. Se retiraron los productos químicos inflamables, pero existe el peligro de que ardan miles de toneladas de carbón que se encuentran en el interior.

En total, más de 170 fuegos incendiaron las costas turcas del mar Egeo y Mediterráneo en una semana y las autoridades informaron que unos 15 focos seguirían activos. Miles de bomberos, civiles y ayudas especiales se desplegaron para combatir el fuego, que en total dejó 16.000 personas evacuadas y al menos ocho muertos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, destacó su preocupación por el fenómeno de carácter inédito y lo comparó con "amenazas terroristas", diciendo que todo el mundo "los padece", como "la pandemia de coronavirus".

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, aseguró que enviará vehículos anfibios para apoyar a los bomberos y el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dijo que el país enviará, además, unos 160 efectivos y 40 camiones de bomberos. Se trata del tercer equipo que Bakú manda a suelo turco para luchar contra los incendios.

En Grecia se declararon 118 fuegos en un solo día. La zona del Peloponeso y la isla de Eubea fueron de las zonas más afectadas, donde miles de hectáreas fueron destruidas. Incluso las autoridades pidieron a los habitantes que quiten las hierbas y hojas secas cercanas a sus hogares para evitar que se generen nuevos focos por las altas temperaturas.

Este miércoles, las autoridades griegas informaron que las llamas se acercan a Atenas y amenazan al sitio de nacimiento de los Juegos Olímpicos mientras provocan evacuaciones masivas.

"Estamos haciendo todo lo posible para salvar este lugar sagrado”, dijo el alcalde de la ciudad de Pyrgos, Panagiotis Antonakopoulos. “Después de las vidas humanas, nuestra prioridad es salvar nuestra historia", agregó.

La ola de calor y las altas temperaturas sostenidas están preocupando a las autoridades de toda la región en medio de una crisis climática mundial, con olas de calor inéditas, aguaceros históricos y tormentas. En el sureste de Europa, donde la ola de calor está golpeando fuertemente, las temperaturas promedio son de 45 grados.

Úrsula Von Der Leyen, la presidenta de la Comisión de la Unión Europea, publicó en Twitter que están "siguiendo la situación con mucha preocupación. La solidaridad europea está trabajando para combatir estos terribles incendios"

Varios países de la UE, entre ellos España, Francia, Chipre y Países Bajos, han enviado aviones, helicópteros y personal para ayudar a combatir los fuegos.

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Qué obras considerás que el Estado debe dar mayor prioridad?

Calles y rutas
Viviendas
Agua y saneamiento
Gas natural
Otras
ver resultados