Supuestamente, de acuerdo con uno de los implicados en el polémico caso del club Rubio Ñu, en el lugar ocurrían -además de los acosos y hechos de violencia denunciados- varias orgías con los jóvenes futbolistas, incluso hasta llegar a contabilizar 25 participantes del encuentro sexual.

Valentín Ozuna, pareja del exjugador de Rubio Ñu, Bernardo Caballero (quien saltó a la fama al viralizarse una fotografía junto a Antonio González), reveló que además de ellos, otro exjugador del club, cuya identidad se resguarda, denunció ante la Fiscalía al presidente del club por presuntas amenazas.

En charla con la 970 AM, indicó que el denunciante también ya se apersonó hasta la Secretaría Nacional de la Niñez y Adolescencia, ya que cuando estuvo en el lugar fue menor de edad. De acuerdo con Ozuna, este joven salió del club tras recibir una golpiza por parte de González.

En cuanto a que habría más casos de acosos y otras violencias, dijo que existen varias versiones e historias al respecto. "Nosotros aguantamos y soportamos la situación, es algo duro. Nosotros seguimos aguantamos por las cosas que sabemos", afirmó y resaltó que en Luque era de público conocimiento todo lo que ocurría en torno al encargado de Rubio Ñu. "Siempre se manejó eso, un rumor de barrio. El presidente es así...", acotó.

Al consultársele sobre cuántos serían las víctimas, el entrevistado respondió que no se animaba a dar una cifra, pero aseveró que el nuevo denunciante habría manifestado en su declaración que "una vez hicieron una orgía con 25 muchachos". "Imaginate (eso)", dijo.

Asimismo, indicó que ahora supieron que Antonio González en realidad ya no es el titular del club, sino que sería un pariente suyo, de acuerdo a la Liga luqueña. Y contó que desde el principio vieron que había irregularidades, porque ellos estaban dispuestos a abonar los 2 millones de guaraníes para concretar la adquisición del pase del futbolista, pero que se generó una confusión porque decían que el gerenciador seguía siendo él, siendo que ya no lo era.

Por este caso, la Fiscalía ya tomó cartas en el asunto e intervino el club, donde incautaron pornografía (no se habla que sea infantil) y la ficha de los futbolistas. Se presume que en el sitio ocurría trata de personas y coacción sexual.

Fuente: Diario HOY

Comentá y expresate