El expresidente Mauricio Macri hizo un alto en sus vacaciones en Villa la Angostura para reunirse con dirigentes del PRO en Río Negro, en su primera aparición pública tras dejar el gobierno. Allí, expresó: “Siempre les decía a todos, cuidado que los mercados no te dan más plata y nos vamos a la mierda”.

"No se puede tomar deuda eternamente, hay que corregir esto. Después, cuando vino, fue un año y medio que fue una pesadilla", recordó sobre el préstamo del Fondo Monetario Internacional -FMI- y la crisis que sobrevino posteriormente en 2018.

Ante los dirigentes de su partido, Macri reconoció que sintió el peso “sobre su cabeza” de los 44 millones de argentinos. “Sabía que no íbamos a poder seguir tomando deuda eternamente, que no podía para ningún lado achicar ese gasto. Mismo dentro de Cambiemos había problemas", indicó.

Además, dejó una crítica para el kirchnerismo: "Eso nos dejó con esta sensación amarga de no haber podido continuar, pero convencidos de que no nos van a llevar puestos. Esta vez no nos van a llevar puestos como en el 2001".

"Ser Presidente fue un honor, algo único, y al mismo tiempo una carga gigantesca", concluyó, según publica Ámbito.

Participaron del encuentro el exdiputado Sergio Wisky; el coordinador de la Fundación Pensar Río Negro, Sergio Capozzi; el exintendente de Cipolletti, Aníbal Tortoriello y el legislador provincial, Juan Martín, entre otros.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate