El primer intento del Gobierno por implementar un acuerdo social con la CGT y las principales cámaras empresarias se pondrá hoy en marcha con un encuentro encabezado por el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, en el que se discutirá un eventual decreto de refuerzo de ingresos para trabajadores y jubilados a fin de año. La reunión se desarrollará desde las 13 en la sede de la Federación de Trabajadores de Sanidad (Fatsa), en el barrio de San Cristóbal, con la participación de la "mesa chica" de la central y de directivos de la Unión Industrial y de las cámaras de Construcción y Comercio, entre otras entidades.

El encuentro se precipitó ante la urgencia de la administración de Mauricio Macri por evitar un nuevo paro nacional que la CGT debatirá pasado mañana al retomar su reunión de Consejo Directivo que arrancó el jueves último, publica Ámbito. Una quinta huelga contra el Ejecutivo contaba, hasta anoche, con consenso mayoritario dentro de la organización y dudas sólo de sectores influyentes de histórica vocación dialoguista. El encuentro de hoy será una prueba de fuego.

Hasta última hora estaban confirmados los principales referentes de la CGT, tanto sus actuales secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña como los miembros de su mesa más acotada de conducción, en la que tallan con fuerza los "gordos" de los grandes gremios de servicios, como Armando Cavalieri, y los "independientes" de buen diálogo con el oficialismo como Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri. También la integran los referentes del transporte público Roberto Fernández (UTA, colectiveros) y Omar Maturano (maquinistas, La Fraternidad), los gremialistas clave a la hora de garantizar la contundencia de un paro nacional.

Otros que aseguraron su concurrencia fueron el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, y su par de la Cámara de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss, aunque las invitaciones anoche habían sido extendidas a otras entidades como la mercantil y la que nuclea a los bancos. Este fin de semana Acevedo había manifestado en radio Cooperativa su preocupación por el rumbo de las paritarias a partir del salto inflacionario por arriba del 40% con que cerrará 2019 y en esa línea le había planteado al Gobierno la necesidad de intervenir para "encauzar" las negociaciones.

En la CGT alegaron que Sica llevará hoy entre el menú de medidas a aplicar un posible decreto de necesidad y urgencia relacionado con los salarios de fin de año. Como adelantó este diario una de las ideas es reforzar el aguinaldo y también fijar un extra para los haberes de los jubilados. Para la central obrera será clave, además, incorporar al debate un compromiso de los empresarios y el Estado para frenar los despidos al menos hasta marzo de 2019, algo ya explorado en varias ocasiones en la actual administración y cuyo cumplimiento se convirtió en letra muerta a poco de haber sido firmado.

Con casi todos los concurrentes confirmados anoche, cerca de Sica eludían dar información. Entre las especulaciones de los invitados había dudas por la presencia del secretario de Trabajo, Jorge Triaca, que en sectores del Ejecutivo, la CGT y el empresariado daban virtualmente fuera de su cargo. Incluso entre ellos se mencionaba al abogado Tomás Calvo, representante del gremio metalúrgico (UOM), como su reemplazante. La versión es consistente con la relación de años entre Sica, entonces como consultor privado, y el sindicato que lidera Antonio Caló.

Casi como anticipo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibió ayer una comitiva de gremios oficialistas que declaman la titularidad del sello 62 Organizaciones a pesar de dos versiones que surgieron luego a disputarlo. Entre ellos estaba el rural Ramón Ayala (Uatre), el taxista José Ibarra, el estacionero Juan Miguel García, el sepulturero Domingo Petrecca y Juan Carlos Murgo (caucho), publicó Ámbito.

Comentá y expresate