Rosario Romero, ministra de Gobierno de Entre Ríos, se refirió a la posibilidad que se analiza en otras jurisdicciones provinciales de establecer un toque de queda sanitario, que impediría todo tipo de actividades a un determinado horario.

"Si sale una medida de ese tenor en el orden nacional, la vamos a trasladar a la provincia", afirmó al Nueve la funcionaria.

Embed

"Reitero que no necesitamos ajustar más cosas si nos autocontrolamos. Las fiestas no están permitidas, los conglomerados en zona de playa no están permitidos y las fiestas al aire libre de forma masiva, tampoco", agregó.

Romero hizo hincapié en que se profundizarán los controles de uso de tapabocas, la concentración de personas en las playas y los "encuentros sociales multitudinarios en espacios públicos". Asimismo, indicó que se solicitará mayor colaboración de Prefectura Naval y Gendarmería Nacional.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate