Tras la confesión del crimen de su exnovio, Nahir Galarza quedó detenida y fue imputada por homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por el vínculo, según confirmó a AHORA el coordinador de fiscales de Gualeguaychú, Lisandro Beherán. Si el delito se prueba, así calificado, la pena es prisión perpetua.

Relación tóxica

Todas las declaraciones testimoniales de los amigos y allegados a Fernando y Nahir coincidieron en que mantenían una relación atravesada por los conflictos y hasta la violencia “de ella hacia él”.

En este sentido, trascendió que en la noche de Navidad se habría producido un altercado entre los jóvenes que habría terminado con un hecho de violencia, de la imputada contra el joven.

Otro de los comentarios de los amigos estuvo relacionado a una presunta amenaza de muerte: “Si me dejás, te mato”, le habría dicho la hija del policía, publica El Día. Aunque desde Fiscalía no confirmaron la amenaza, sí sostuvieron que la violencia y la conflictividad eran parte de la relación.

Comentá y expresate