sábado 19 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Música

Damián Lemes ganó el primer premio del certamen de composición de canciones "Teresa Parodi"

El músico entrerriano presentó "Bombero soy", una canción dedicada a los hombres y mujeres que combatieron el fuego en los Esteros del Iberá

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En el marco de las actividades por el Día del Cahamamé, desde Corrientes, la Fundación Memoria del Chamamé dio a conocer los ganadores del “Certamen de canciones Teresa Parodi” que este año tuvo como temática “los oficios” y cuyos jurados fueron: Boni Vera, Tito López y Mateo Villalba.

El segundo premio fue para la canción “Sembrador de estrellas”, letra y música de Antonio Bouzada; mientras que el primero le correspondió al gualeguaychuense Damián Lemes quien compuso la letra y la música de “Bombero soy”.

Bombero soy

A los hombres y mujeres que combatieron el fuego en los Esteros del Iberá

Un aullido fantasmal

rompe la siesta serena.

Otra vez, esa sirena.

De tu oficio, la señal.

Bombero soy, allá,

donde me reseca el cuero

la llamarada en el humedal.

Bombero soy, acá,

cuando suena la sirena y

mi gurisada empieza a llorar.

Siga durmiendo mi bien,

que ya regreso.

Voy a jugarme otra vez

este pellejo.

Quiero apagarle a la gente

sus dolores,

para encenderle a míos

sus valores.

¡Ay! ¡Que cansancio lindo!

Cuando apago el fuego

y vuelvo al rancho escuchando:

“¡Allá va el bombero!”

No te pagan, voluntario.

Nuestro orgullo es tu alimento.

Bombero, sos monumento

por el bronce de tus años.

Bombero soy, allá,

cuerpeando la humareda,

detrás de un grito he de llegar.

Bombero soy, acá,

mientras espero el llamado

con mi pobreza, puro changar.

Y si algún día mi amor

ya no regreso,

recuérdenme sin llorar

inflando el pecho.

Por el orgullo que deja

nuestro oficio,

es que me vale la pena

el sacrificio.

¡Ay! ¡Que cansancio lindo!

Cuando apago el fuego,

y vuelvo al rancho escuchando:

“¡Allá va el bombero!”

Acá se puede escuchar el tema.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar