Alfredo Bel, dirigente de la Federación Agraria Argentina -FAA- en Entre Ríos, hizo referencia al impacto negativo de la sequía, el calor y los incendios forestales en las cosechas y otras actividades ligadas al mundo del agro. Dijo además que se están relevando efectos en los campos para que se instrumente la emergencia en el sector.

"Se ha dado en muchos puntos de la provincia especialmente desde noviembre, cuando se genera la recomposición de suelos. Los cultivos de cosecha gruesa son el principal ingreso del productor y la principal apuesta agrícola de la provincia", indicó el productor.

Bel remarcó que "el maíz es el más afectado, porque su principal mes es diciembre y se ha visto afectado por la falta de precipitaciones y la ola de calor". Y agregó: "En los últimos 10 días del año fue terrible el efecto del calor y las pocas expectativas de los productores se han perdido".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate