Pablo Fontanini, ingeniero Agrónomo de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Bolsacer) resaltó en AHORA Verano el impacto de la sequía en los cultivos.

"Es una sequía importante por lo acontecido en diciembre. Venimos bajo un escenario de largo plazo, con una Niña estabilizada. Noviembre tuvo precipitaciones levemente debajo de lo esperado. Para diciembre el promedio esperado era de 130, pero fue de 16 milímetros. Da un déficit de 114 milímetros. En algunos lugares fue el peor registro de los últimos 50 años", indicó el especialista.

Según Fontanini, el maíz de primera es el cultivo más afectado y perdió mucho potencial de rendimiento: "Podría ser de 3.500 kilos a 4.500 por hectárea, cuando venía siendo de 6 mil kilos en los últimos cinco años". Además se vieron perjudicadas las sojas de primera y de segunda: "Hay que ver cómo evolucionan las lluvias, porque el déficit hídrico genera una caída del potencial".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate