Las petroleras aplicarán este sábado un incremento de entre 1,5% y 2,5%. Es por una suba en tributos del sector y los biocombustibles que las compañías tienen que incluir en sus productos.

Se juntarán dos subas. Una es por el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), cuya tasa dispone el ministerio de Hacienda. La otra es por el componente de biocombustibles. Ese importe lo decide el Poder Ejecutivo y también se incrementará un 1% desde mañana.

En las compañías aún no decidieron otro ajuste, que será mayor, para reflejar la devaluación.

Entre ambas modificaciones, la nafta súper subirá un 2.5%,mientras que la "premium" escalará 2,13%. El gasoil trepará 1,7% en el de mayor categoría y 1,4% en gasoil común.

En los surtidores, el impacto sería de alrededor de 50/70 centavos. Pero hay que añadirle la cuestión de los biocombustibles, que llevará la corrección a un rango de 2% a 3%.

Para las petroleras, queda pendiente una correción mayor, vinculada a la devaluación del peso frente al dólar.

Las compañías venían barajando una recomposición cercana al 10% entre septiembre y diciembre, pero ese escenario era con un dólar entre $ 28 y $ 30. La escapada de estos días trastocó esas proyecciones.

Las compañías creían que podían administrar una suba de entre 2% y 3% mensual sin mayores estridencias, al menos hasta fines de año. Eso era cuando el dólar se había estabilizado en torno a los $28.

Pero el escenario cambió con la nueva cotización del dólar. Las empresas ya estiman que la corrección hasta fin de año no podrá bajar del 20%, aun con el supuesto que el tipo de cambio retroceda y no se quede en los niveles actuales.

Aunque las empresas no quieren arriesgar porcentajes, los estacioneros suponen que se aproxima un aumento con un piso del 5%: la mayor parte por la devaluación, pero también por la suba del ITC.

El ITC se venía aplicando como un porcentaje del importe de los combustibles. Tras la última reforma tributaria, el Gobierno lo modificó y estableció un valor fijo, que era de $ 7,17 por cada litro de nafta y $ 4,42 cuando se trataba de gasoil.

El litro de nafta súper está a $ 29,37en las estaciones oficiales de YPF y todo indica que subirá a más de $ 30. La "premium" se despacha a $ 35.37, por lo que se la estima en $ 36. El gasoil común está en $ 25.71, y se iría a $ 26. Ese mismo combustible, pero en variedad de mayor calidad, está a $ 31.

Aunque tiene un management Independiente, el 51% de las acciones de YPF están en manos del Estado nacional y las provincias. Las decisiones que toman la compañía tienen efectos políticos.

Fuentes oficiales y del sector explican que el Gobierno busca frenarcualquier aumento relacionado con la corrida cambiaria. Las empresas atraviesan la volatilidad en tan poco tiempo y se quedaron sin algunos valores de referencia, publicó Clarín.

Comentá y expresate