El delincuente ya había sido reducido y no presentaba ninguna amenaza. Sin embargo, esto no fue suficiente para tres policías neuquinos, que lo golpearon con puños y patadas hasta dejarlo en coma. Se trata de Facundo Agüero, de 22 años, que lucha por su vida en el hospital desde el 8 de marzo.

Tras la viralización de un video que prueba que Agüero recibió una brutal golpiza, los efectivos que intervinieron en la detención fueron separados de sus funciones por orden de la jefatura de la Policía provincial. En su momento, los uniformados dijeron que el ladrón se había caído de un paredón de cuatro metros de altura cuando escapaba, después de haber robado un perfume.

En las imágenes de la cámara de seguridad del hall de un edificio ubicado en calle Brown 745 se ve cómo, tras el ataque, un grupo de médicos de emergencias le realiza al joven maniobras de reanimación cardiopulmonar -RCP-, ya que había sufrido un paro cardíaco.

Si bien pasó casi un mes del hecho y Agüero continúa internado en estado de coma, recién ayer, tras la difusión del video, el subsecretario de Seguridad de la provincia, Gustavo Pereyra, informó que tres efectivos policiales son investigados y fueron separados de sus cargos, mientras Asuntos Internos avanza en el sumario.

Por su parte, desde la jefatura de la Policía neuquina se emitió un comunicado para informar que el caso está en plena investigación. "En caso de determinarse un accionar desmedido, la institución será la primera en tomar medidas, incluso expulsivas del personal involucrado", señaló el comisario general Rubén Tissier, quien aseguró que fue la propia institución la que entregó a la justicia el video.

Al mismo tiempo, se lleva adelante una investigación penal por parte del ministerio Público Fiscal que deberá resolver la situación procesal de los efectivos que participaron de la detención de Agüero.

A las pocas horas de ocurrido el hecho, la mamá del joven, Adelina, denunció que su hijo había sido golpeado por la policía y rechazó la versión oficial. "Me dijeron que están tomando cartas en el asunto", sostuvo y afirmó: “Tengo miedo por mi seguridad, pero del hospital no me voy a ir hasta llevarme a mi hijo y que paguen los responsables”.

Embed

Fuente: TN

Comentá y expresate