A pocas horas del debut ante Islandia, la Selección Argentina fue sometida a un control antidoping sorpresa en el predio de Bronnitsy, una práctica común durante cada competencia de semejante envergadura.

La Comisión Médica de FIFA envió un grupo de representantes para realizar pruebas de dopaje a seis hombres del plantel de Jorge Sampaoli.

En esta oportunidad, los elegidos al azar para las pruebas fueron Lionel Messi, Nicolás Otamendi, Eduardo Salvio, Marcos Acuña, Paulo Dybala y Franco Armani.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate