Lucas Kecher, jefe de la Terapia Intensiva del Hospital de la Baxada de Paraná y coordinador de Unidades de Terapia Intensiva del Ministerio de Salud de la provincia, visitó Telenoche y señaló que el panorama, en el marco de la segunda ola de coronavirus, es preocupante.

"Tuvimos en las últimas dos semanas un ascenso que nos sorprendió a todos, con un crecimiento de ocupación de camas de más del 50%. Venimos pensando en una nueva estrategia para recibir pacientes. El rojo, donde uno toma medidas, es cuando hay que invadirlo por insuficiencia respiratoria" indicó el especialista.

Kecher indicó además que el número de camas ocupadas no refleja la verdadera situación que se vive, de un ingreso permanente de pacientes: "Estamos buscando todo el tiempo lugares para la contención. En Terapia siempre debe haber una cama libre para patologías propias de la circulación".

El intensivista señaló que, entre la primera ola y la segunda, el promedio de internación con desenlace fatal -muerte del paciente- bajó de 18 a 12 días: "El período de leve a grave es más rápido además. Todos los días tenemos fallecimientos. No pasaba lo mismo el año pasado".

El funcionario provincial subrayó que ha bajado el promedio de edad de los pacientes críticos y que también hay quienes desarrollan síntomas graves sin tener comorbilidades: "Estamos demorando más de 12 horas, hasta 24, horas, para poder ingresar gente".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate