En la causa por el homicidio de Gonzalo Calleja, el fiscal Santiago Alfieri presentó su caso indicando que los cuatro acusados, junto a otras personas sin identificar, entre las 16:15 y 16:45 del 14 de julio sometieron a Calleja, privándolo de su libertad luego de haberlo citado para realizar una operación de compra-venta de divisas en una casa cerca de la Escuela Hogar.

Le robaron 15 mil dólares y otras pertenencias, lo retuvieron en el departamento 88 de Planta Baja en el Barrio 1° de julio. Allí, según fiscalía, vive Iván Garay. Hasta la madrugada del 15, lo tuvieron allí, luego lo mataron por asfixia y lo dejaron abandonado en el descampado donde fue encontrado.

El fiscal interviniente consignó testimonios de la novia de Calleja, Sofía Kaiek; de su amigo y socio José Delicia y de otros testigos identificados y de identidad reservada que hilvanaron los hechos y la participación de los cuatro.

Kaiek y Delicia dijeron que el contador había ido a la zona. Y que conocía al comprador de los dólares, de lo contrario no habría asistido a la cita. Otro testigo, que también habría operado con divisas con Calleja, afirmó que el joven encontrado muerte conocía de antemano a Morato, quien también le habría comprado billetes norteamericanos.

Otro testimonio, de un comerciante, agregó que Morato, que dijo no poseer más el vehículo Fiat UNO que habría participado en el hecho, había intentado dejar el auto en un desarmadero el 15 por la noche y el 16 por la mañana. Alfieri subrayó que tampoco apareció el celular del imputado, publicó APF.

La clave del caso de Fiscalía son dos testigos de identidad reservada: un mujer y un hombre. Este último dijo que había visto a Morato junto a otros en su casa en la madrugada del 15 “nerviosos” por la presencia policial y comentando que “se la habían mandado” y que “se iba a podrir”.

La mujer, por otro lado, dijo haber visto que en la noche del 14 había oído a Morato y a Garay hablar de “no tocar el auto” y de que iban a “matar a alguien”. Y luego salen de la casa de Garay llevando a una persona encapuchada hasta un auto Volkswagen tipo Gol Trend.

El representante de la acusación dijo que había riesgo de fuga de los cuatro, que podían entorpecer la investigación y por eso solicitó 90 días de prisión, aunque sólo otorgaronm 45. Además, agregó que faltan elementos sustanciales en el caso, como por ejemplo el resultado final de la autopsia de Calleja; el peritaje de 40 cámaras que registraron las 24 horas claves de la investigación; cruces de antenas telefónicas y el celular del contador, que está perdido, publicó APF.

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Qué obras considerás que el Estado debe dar mayor prioridad?

Calles y rutas
Viviendas
Agua y saneamiento
Gas natural
Otras
ver resultados

Las Más Leídas