El informe difudido días atrás por el Indec, que dio cuenta de que nuevamente creció el desempleo en Argentina, reconoce un escenario en ese sentido en las dos ciudades más importantes de la provincia: Paraná y Concordia.

El resultado del relevamiento del mercado de trabajo reflejó que en la capital provincial la desocupación pasó del 3% al 4%, mientras que en la "Capital del Citrus" creció del 4,6% al 8%, en relación al trimestre anterior.

Los resultados del primer trimestre del año correspondientes al total de aglomerados urbanos muestran que la tasa de desempleo alcanzó el 9,1%, un aumento significativo con relación al trimestre anterior, mientras que las tasas de actividad y empleo no presentan diferencias estadísticamente significativas.

Los más afectados resultan los menores de 29 años, tanto en varones como en mujeres. Y quienes no cuentan con estudios secundarios completos son también excluidos, o tienen las mayores dificultades para insertarse en el mercado de trabajo: en las dos ciudades entrerrianas roza el 40% de los desocupados.

El crecimiento de la desocupación reconocido por el Indec, de todos modos, no demuestra la magnitud de la problemática de la pérdida o falta de trabajo, debido a que una amplia franja de la población está omitida en el diseño muestral.

El error advertido en los informes técnicos desde la supuesta "normalización" del organismo por parte de la administración de Mauricio Macri, no se subsana y tergiversa o deforma todos los índices, tanto el local como el nacional: unas 42.297 personas en Concordia -un 28,3% de su total- no están dentro del relevamiento, y 52.507 personas en la capital provincial -el 19,9% de su población-. Son las únicas dos ciudades a las que se les aclara, al pie del informe: "Cobertura geográfica en revisión de su completitud espacial y sujeta a verificación cartográfica".

La población excluida no es equitativamente representativa de la actual muestra; así, deja afuera a los sectores más vulnerables, de la escala social más baja, y de las periferias urbanas de la ciudad. Ello tiene un impacto innegable en las cifras de cada localidad. Por eso resulta llamativo la falta de solución a esos inconvenientes que desnaturalizan y deforman los resultados.

Otros datos

*El 25,8% de los desocupados tienen menos de 29 años

*El 23,4% de los desocupados son jefes de hogar

*El 18,3% son cónyuges

*El 48,6% de los desocupados son hijos del jefe del hogar

*El 9,7% de los desocupados son otros componentes del hogar

*El 39,3% de los desocupados busca empleo desde hace más de 1 año

*El 26,1% indicó un tiempo de búsqueda de empleo de uno a tres meses

*El 13,9% de desocupados cuyo tiempo de búsqueda fue de tres a seis meses de duración

Fuente: UNO

Comentá y expresate