Delincuentes desconocidos engañaron a una mujer la madrugada de este viernes en Feliciano y lograron que pagara alrededor de 10 millones de pesos tras concretar el ardid conocido como "secuestro virtual".

Tras la denuncia, buscan intensamente a los autores del hecho. Una de las principales complicaciones para los investigadores es que "la señora dio aviso recién cuatro horas y media después de haber entregado el dinero" para el supuesto rescate de un hijo secuestrado, señaló el fiscal del caso, Ricardo Temporetti, en diálogo con La Sexta.

"Lamentablemente la señora cayó porque se asustó mucho", sostuvo. En ese sentido, desde la Departamental Feliciano de Policía comunicaron que los secuestradores virtuales utilizaron "un diálogo violento, infundiendo temor y con otros elementos disuasivos", lo que les permitió lograr su cometido.

ARDID

De acuerdo al relato de la denunciante, "recepcionó un llamado de un número desconocido" en medio de la madrugada y el delincuente que hablaba, "luego de conseguir información de la familia, utilizó el ardid de que tenía secuestrado un hijo, ante lo cual solicitó la suma de dinero para liberarlo", explicaron las fuentes policiales.

La vecina creyó la historia y tras seguir las indicaciones que le daban por teléfono, pagó "un monto millonario, muy elevado de dólares y pesos argentinos, por un total aproximado de 10 millones de pesos", informó Temporetti.

ACECHABAN EN EL NORTE ENTRERRIANO

A la luz de que minutos antes de concretar este secuestro virtual -que se desarrolló entre las 3 y las 6 de la mañana del viernes-, se recibieron denuncias por otros llamados de características similares en la misma ciudad de Feliciano y en La Paz, el fiscal dijo que se presume que "era gente que estaba rondando en la zona, en inmediaciones de Feliciano, Federal, La Paz". "Cuando cayó en el ardid esta señora, la entretuvieron un rato largo hasta que pudieron llegar a la ciudad de Feliciano", indicó.

Para dar con los autores del millonario robo, además de la Policía local de Feliciano, "está trabajando personal de Delitos Económicos" de la Dirección Investigaciones, pero "no se pueden dar demasiados detalles de las medidas que estamos tomando para no perjudicar la investigación", explicó Temporetti. "Ellos tienen mucha información sobre la causa, la Policía está trabajando a full; estamos todo tiempo en contacto y veremos si logramos algún dato importante a partir de cámaras de seguridad o los controles policiales en las rutas", dijo.

"ESTAR ATENTOS"

Finalmente, el funcionario judicial pidió "estar atentos" a posibles nuevos intentos de secuestro virtual en la provincia. "Que se sepa que se está haciendo este modus operandi, que se dé a conocer cómo operan estas personas, puede llegar a lograr algún tipo de prevención", cerró.

EN LA PAZ

Desde la Jefatura Departamental La Paz de Policía confirmaron un intento de secuestro virtual la madrugada del viernes y un intento de estafa telefónica por la tarde, ambos en la ciudad cabecera. En tal sentido, volvieron a advertir a la población para que esté atenta y evite caer en el ardid de los delincuentes.

"Tuvimos un llamado anoche tipo 3 de la mañana. A una señora le dijeron que tenían al hijo secuestrado y le pedían determinada suma de dinero de rescate. La mujer avisó a la Policía. Como ella no vive con el hijo, fuimos a su casa y chequeamos que él estaba allí descansando", informó a La Sexta el subjefe de la Departamental, José Luis Riquelme.

La vecina radicó la denuncia en la Comisaría Primera. "Ahora han optado por esta metodología del secuestro. Acá es el primero del que tenemos conocimiento pero ya se ha dado en otros lugares", advirtió el funcionario policial, quien confirmó el aviso al número telefónico 101 por parte de otro vecino de barrio Belgrano de La Paz.

En diálogo con La Sexta, el joven relató lo sucedido este viernes alrededor de las 17. "Recibimos al teléfono fijo la llamada de un señor que se hizo pasar por un abogado de la Corte Suprema de Justicia; atendí yo y pidió hablar con mi madre, que tiene 68 años. Me dio el nombre y apellido de ella", contó.

"El estafador este se hizo llamar 'Dr. Osvaldo Fernández, con Matrícula Nacional 02530' y el motivo que dio fue una devolución de haberes. Dijo que los gobiernos anteriores le habían reconocido solo el 50% de los aportes de jubilación que había estado haciendo mi madre durante todos estos años y resaltó que a partir de este gobierno, se empezaban a reconocer los otros aportes que los otros gobiernos no hicieron, que entonces tenía 198 mil pesos para cobrar en la Corte Suprema", detalló sobre el ardid.

El delincuente "primero dijo que la plata iba a estar lista el lunes, que mi madre se tenía que dirigir a la ventanilla del banco en el que tuviera cuenta, Banco Nación o Banco BERSA; llevar una factura de un servicio, fotocopia del DNI y CBU. Luego, al ratito, dijo otra cosa y ya me di cuenta que era algo raro: que la plata ya podía estar lista antes de las seis de la tarde, que tenía que ir hasta el cajero, que necesitaba el 'ticket de acreditación', que él me daría un número, un código, pero que necesitaba que yo le dijera mi número de teléfono celular para que él me llamara cuando estuviera al frente del cajero", relató el vecino paceño.

Consciente de que intentaban concretar una estafa, prosiguió con la llamada. "Entonces le dije que yo era joven y me iba a acordar de lo que tenía que hacer en el cajero. Insistió en que le pasara mi número para guiarme. Yo, siguiéndole la onda, le volví a decir que me iba a acordar de todo, que yo le hacía los trámites a mi madre, que me dijera. Me repitió una vez más que no, que necesitaba que yo estuviera frente al cajero, y me cortó, porque se dio cuenta que no quise y no le brindé ningún dato", señaló.

El joven llamó al 101 para alertar a la Policía, desde donde le comentaron que estaban al tanto de este tipo de estafas y le ofrecieron realizar la denuncia.

En diálogo con La Sexta, dijo que a pesar de que seguramente los datos personales aportados por el supuesto abogado son falsos, decidió brindarlos "porque pueden llamar a otra persona y dar los mismos datos, para que la gente esté atenta".

Por su parte, desde la Policía local recordaron no aportar información personal a ningún desconocido que pueda comunicarse y reiteraron la disposición para que los vecinos se comuniquen para denunciar estos hechos, ante cualquier duda o inquietud, al número telefónico 101, disponible las 24 horas.

Afortunadamente, en esta oportunidad ninguno de los intentos de engaño se concretó. Sin embargo, la amenaza continúa latente. "Hay que advertir a la población: ya lo hemos hecho pero lo reiteramos porque siempre, lamentablemente, sigue cayendo gente que en su buena fe, comete los mismos errores", concluyó el subjefe Riquelme.

Fuente: LaSexta.com.ar

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate