Parecía una emergencia. Una enfermera, la presunta paciente y el chofer de una ambulancia se trasladaban rápidamente hacia el puente General Belgrano, en Corrientes. Sin embargo, personal de Gendarmería Nacional, siguiendo las instrucciones del Ministerio de Seguridad de la Nación, estaba alertado de este engaño e inspeccionó el vehículo, donde se hallaron 400 kilos de marihuana simulados entre elementos de atención médica.

La "narcoambulancia" fue interceptada este jueves en horas de la mañana; los miembros de la fuerza que comanda Gerardo Otero seguían la pista de una red narcocriminal que utilizaba un falso vehículo de urgencias médicas para llevar estupefacientes a centros urbanos, como las ciudades de Santa Fe y Rosario.

La Unidad de Procedimientos Judiciales Corrientes de Gendarmería llevó a cabo la investigación, que comenzó en agosto del 2017 y determinó que la organización delictiva estaría acondicionando un vehículo para el traslado de un cargamento de droga envainada en un vehículo sanitario.

Con la excusa de una urgencia médica, el chofer pretendía eludir los controles y trasladar la droga hacia la ciudad de Santa Fe, pero cuando quiso cruzar el puente General Manuel Belgrano, en la provincia de Corrientes, los gendarmes que estaban en la cabecera detuvieron la marcha de la ambulancia.

En el vehículo viajaban una “afligida” enfermera y su paciente. Los gendarmes exigieron la documentación al chofer, la cual era presuntamente apócrifa. De esta manera, inspeccionaron minuciosamente el interior del rodado.

En la parte posterior, destinada al traslado de enfermos, se detectaron tornillos removidos y con apoyo del can detector de narcóticos los efectivos hallaron paquetes con 400 kilos de marihuana, simulados entre los elementos de atención médica y debajo de la camilla.

El Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes, a cargo del doctor Carlos Soto Dávila, ordenó la detención del chofer y las dos mujeres, junto con el secuestro de la droga

Comentá y expresate