La Municipalidad de Paraná a través del Cuerpo de Inspectores de la Dirección de Tránsito, en conjunto con la División Motorizada del 911, llevó a cabo un nuevo operativo de control vehicular en zona de la Costanera y locales bailables en la noche de este sábado y madrugada de domingo. Como resultado se secuestraron 33 vehículos, entre autos y motos.

Los agentes de tránsito realizaron las labores de control en puntos estratégicos de la Costanera alta y baja. A cada conductor se les practicó el test de alcoholemia, cuyo límite de tolerancia es 0 alcohol en sangre; además se les solicitó a cada uno la documentación propia y del vehículo. En tanto que se detectaron motocicletas con escapes libres, lo cual se encuentra prohibido en la capital entrerriana.

En total fueron retenidos 19 autos y 14 motocicletas, cuyos propietarios no cumplimentaron con los requisitos solicitados. Los rodados fueron alojados en la dependencia municipal de Cinco Esquinas.

Cabe destacar que la Municipalidad intensificará estos controles a fin de brindar mayor seguridad y organizar la vida nocturna de la ciudad; y se reforzarán diariamente este tipo de operativos en los distintos puntos neurálgicos de la ciudad.

Comentá y expresate