Una de las parejas más sólidas del mundo del espectáculo le puso punto fin a su relación: Luciano Castro y Sabrina Rojas. Según confirmó el actor a Intrusos, la separación ya lleva dos meses, aunque mantienen un vínculo cordial -veranearon juntos en Mar del Plata- para no afectar a sus hijos, Esperanza y Fausto.

La confirmación llegó algunas semanas después del supuesto hackeo que sufrió la pareja en su cuenta de Instagram, donde un furioso posteo de ella encendió las alarmas: "Al psicópata, violento, drogadicto, y puedo seguir, alguien lo tiene que parar. Mirá cómo me pongo. Por suerte tengo testigos", decía el mensaje. Sabrina aseguró que se trató de una intromisión a su cuenta y dio por terminado el episodio.

Por su parte, Castro cerró su cuenta de Instagram después del hackeo y no habló con los medios desde entonces. Sin embargo, reflotó su cuenta en los últimos díascon dos fotos de encuentros con amigos.

Luciano y Sabrina se conocieron en 2010, cuando ambos compartieron el escenario de la obra Valientes en Mar del Plata. A los dos años tuvieron su primera gran crisis, cuando a él se lo vinculó con su compañera de elenco de Herederos de una venganza, Romina Gaetani. Fue un impasse pasajero. Al año llegó Esperanza y después Fausto y la familia quedó conformada. En 2016 dieron el "sí, quiero" ante la ley con una boda secreta y luna de miel en República Dominicana.

Fuente: TN

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate