Tras la denuncia de un padre que alertaba por la presencia sospechosa de una camioneta blanca en Paraná, se resolvió el misterio. Los dueños del rodado se presentaron en la Comisaría 14 y contaron su versión de los hechos. La Policía había iniciado una investigación para despejar las dudas ante esta versión que generó psicosis en la población, sobre todo por la viralización de audios.

Según supo AHORA, se trata de una familia de ecuatorianos que vende muebles en la ciudad y para ello recorre diferentes barrios ofreciendo sus productos. Voluntariamente, se presentaron ante las fuerzas de seguridad y fueron identificados. Tras la difusión del caso, se mostraron consternados y molestos por que "los ensuciaron".

La mujer y el hombre denunciados llegaron hasta la Policía y acreditaron la propiedad de la camioneta y sus respectivas identidades. Según contaron, hablaron con la niña para consultarle algunos datos del barrio, aparentemente por cuáles eran las zonas inseguras. Sin embargo, se molestaron por la interpretación que hizo el padre de esto y la denuncia que radicó en la comisaría.

Comentá y expresate