La zona del Cristo Pescador de Diamante vive momentos de tensión minuto a minuto porque se aceleró el proceso natural de desbarrancamiento. A raíz de los movimientos del suelo, este viernes se produjo un deslizamiento de la barrancaque provocó leves temblores.

"Según lo que dicen los geólogos, se aceleró un poco más. Hoy se produjeron deslizamientos y caídas. Estamos realmente muy apenados, muy tristes, pero trabajando a full. Todo funciona aquí gracias a Dios, tanto Bomberos como Defensa Civil", destacó el intendente Lénico Aranda, en diálogo con el Nueve.

Consultado al respecto, detalló: "Hoy a la mañana se produjo un deslizamiento en el sector de abajo y también una caída de la barranca en la parte más alta. Pero como dicen los geólogos, está sucediendo lo que naturalmente lo que ocurre hace muchísimos años, que prácticamente incluye la zona costera desde La Paz hasta Victoria".

En este sentido, Aranda graficó cómo es la situación de los vecinos que pierden sus casas. "La gran incertidumbre que tenemos es cuándo realmente va a terminar este deslizamiento, por la gente, por las 13 familias que están en la zona de riesgo". En esta línea, acotó que se trata de más de 50 personas "que están contenidos en comedores escolares de la provincia, además de que ayudamos desde la Municipalidad".

Aranda destacó el trabajo articulado que están realizando desde el Municipio de Diamante junto al Gobierno provincial y la Nación. Desde la Provincia se brindó asistencia fundamentalmente desde áreas de desarrollo social para contener a las familias, además de evaluar la posibilidad de construir viviendas para los afectados. En tanto, desde la administración nacional llegaron especialistas para brindar apoyo técnico durante el proceso de deslizamiento de la barranca.

Respecto de este último punto, el senador Alfredo De Ángeli reconoció estar "muy preocupado por todo este tema", y remarcó: "Vinimos a ponernos a disposición. Ya lo habíamos hecho antes telefónicamente con el intendente. También anteayer estuve charlando con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien manifestó su preocupación y mandó equipos de geólogos".

Asimismo, el legislador indicó que "lo más temible" es que "no se sabe cómo va a terminar" este proceso. "Estuve presenciando algunos lugares y realmente da mucha pena", lamentó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate