Un posible brote de gastroenteritis afectó a cientos de estudiantes que viajaron a la ciudad de San Carlos de Bariloche para disfrutar del viaje de egresados, y sólo en 20 días las autoridades locales detectaron 420 casos en adolescentes y dos de ellos fueron internados por deshidratación, con lo cual se sospecha que se trató de un contagio producido por falta de higiene.

Los cuadros que presentaron los jóvenes tenían varios síntomas en común: vómitos, diarrea, dolor estomacal y en algunos casos hubo fiebre. "Se estudió el agua y alimentos, pero el origen no es claro. Estamos esperando la confirmación del Instituto Malbrán por la sospecha de un cuadro virológico", informó el director del hospital Ramón Carrillo, Leonardo Gil.

El facultativo indicó que, en un primer momento, se registraron 350 casos de gastroenteritis principalmente en estudiantes -aunque no se detectó que pertenecieran a la misma escuela ni estuvieran en el mismo hotel ni acogidos por una misma empresa-. El cuadro también afectó a unos 15 barilochenses que no habrían estado en contacto con los egresados. Y más tarde, se registraron otros 70 casos con las mismas características.

La Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental (URESA) Zona Andina ya envió las muestras al Instituto Malbrán para confirmar el origen del brote, pero los resultados dieron negativos a nivel bacteriológico en relación a la comida en los hoteles y el agua en el cerro Catedral.

"Nos queda pendiente el estudio virológico. Pensamos que la figura del norovirus podría ser la causal", aseguró Gil.

Fuente: Crónica

Comentá y expresate