Emanuel Romero Alves, de 35 años, es el cabo de la Policía que sufrió una fractura de tibia al ser chocado por delincuentes que escapaban esta mañana en Paraná, luego de ser descubiertos intentando estafar a una mujer.

El efectivo ya está enyesado, a raíz de la grave lesión sufrida. Fue atendido en el Sanatorio La Entrerrianade la capital, donde permanece internado en franca recuperación.

Romero Alves, quien fue atropellado tras ponerse delante del vehículo de los estafadores para evitar que huyeran, se desempeña en Delitos Económicos dependiente de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate