El 6 de agosto enviaron un total de 1.014 kilos de pilas y 1.024 kilos de baterías, lo que suma un total de 2.038 kilos, a una empresa operadora, para un correcto tratamiento y disposición de estos residuos peligrosos.

El acopio de las pilas y baterías se realiza teniendo en cuenta las características de estos residuos, catalogados como Residuo peligroso.

Desde la órbita nacional se considera “Residuo peligroso de origen Doméstico” a “aquellos residuos que tienen alguna característica de peligrosidad pero que, por ser generados en las viviendas, no están alcanzados por las normativas de residuos peligrosos y deben ser gestionados de manera diferenciada”.

Los vecinos pueden acercar las pilas y baterías a la nave 1 de los galpones del Puerto, donde funciona la Dirección de Ambiente de Gualeguaychú.

Fuente: El Día de Gualeguaychú.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate