Dos amigos estacionaron en la costanera de Mar del Plata, se bajaron del auto y a los pocos segundos escucharon un fuerte sonido. El vehículo del que acababan de descender había caído por el acantilado hasta terminar, todo destruido, en el agua.

Eso fue lo que sucedió este domingo por la mañana en La Feliz. Afortunadamente, nadie, ni los ocupantes del auto ni los que pasaban por el lugar, sufrieron heridas.

Se trata de dos jóvenes que iban a la playa a practicar surf. Aparentemente, el conductor se olvidó de trabar el vehículo, ya sea con el freno de mano o con la palanca en cambio, y, por la pendiente de la costanera, comenzó a deslizarse hasta llegar a la protección del barranco, que por el peso cedió. Finalmente, el auto voló siete metros en caída libre, se dio vuelta en el aire y terminó destruido.

Tras la caída, intervinieron en el lugar efectivos del Grupo de Rescate de Bomberos y agentes de la Policía Bonaerense, Defensa Civil y Dirección de Tránsito de la Municipalidad de General Pueyrredón.

Comentá y expresate